Download

Afstand

9,62 km

Positiv højdeforskel

232 m

Sværhedsgrad

Let

Negativ højdeforskel

232 m

Max Højde

880 m

Trailrank

57

Min Højde

741 m

Rutetype

Løkke

Tid

3 timer 13 minutter

Koordinater

834

Uploadet

16. juni 2021

Optaget

juni 2021

Søg vha. Udvalgt Område

Find ruter der starter eller går igennem dine valgte områder

Køb Wikiloc Premium Opgrader for at fjerne reklamer
Søg vha. Udvalgt Område Søg vha. Udvalgt Område
Vær den første til at klappe
Del
-
-
880 m
741 m
9,62 km

Vist 1442 gange, downloadet 19 gange

tæt på Cejancas, Cantabria (España)

𝐃𝐀𝐓𝐎𝐒 𝐓É𝐂𝐍𝐈𝐂𝐎𝐒 (𝘤𝘰𝘮𝘱𝘭𝘦𝘮𝘦𝘯𝘵𝘢𝘳𝘪𝘰𝘴 𝘢 𝘭𝘰𝘴 𝘲𝘶𝘦 𝘮𝘶𝘦𝘴𝘵𝘳𝘢 𝘞𝘪𝘬𝘪𝘭𝘰𝘤 𝘢 𝘱𝘢𝘳𝘵𝘪𝘳 𝘥𝘦𝘭 𝘵𝘳𝘢𝘤𝘬)
* Tiempo total en movimiento: 2h 15m.
* Velocidad media en movimiento: 4,3km/h.
* Perfil medio 5,8%.
* Track realizado con GPS: Sí.
* Agua: No.
* Resguardo/Refugios: No.
* Sombra: Parcial, según tramos.
* Señalización: No, dada esta circunstancia conviene ir atentos a las bifurcaciones que están descritas con detalle.
* 𝐂𝐢𝐜𝐥𝐚𝐛𝐥𝐞: Si, en su totalidad, si los prados cerca del final están segados.
Niños: No se recomienda por la distancia y el trazado.

El tiempo total de la ruta está influido por las paradas para tomar notas y fotografías, así como para disfrutar del recorrido, por lo que es meramente orientativo. Nuestra sugerencia es que la hagáis observando el paisaje, las plantas, los animales. El tiempo que dura una ruta lo marca cada persona, sus ganas de observar y disfrutar.

𝐃𝐄𝐒𝐂𝐑𝐈𝐏𝐂𝐈Ó𝐍 𝐃𝐄 𝐋𝐀 𝐑𝐔𝐓𝐀
La ruta comienza en Cejancas, pueblo que como ocurre también en otros lugares del municipio, tuvo su molino harinero. Actualmente solo se conserva el de Riopanero ubicado varios kilómetros valle abajo.

Merece la pena, bien antes de comenzar o al terminar la ruta, ver con detenimiento la iglesia de San Miguel buen ejemplo del románico tardío (S.XIII), que conserva parte de su antigua estructura, especialmente el ábside y los canecillos del muro sur.

Se comienza a caminar junto a la iglesia mencionada que se ubica en la pequeña plaza. El pueblo se abandona dejando prácticamente todas sus casas a mano derecha.

Rápidamente es preciso girar a la izquierda para tomar una pista de hormigón que pronto cambia a tierra, y que en ligero pero cómodo ascenso nos transportará a lo más alto del recorrido. Como anécdota sirva comentar que justo en el alto se abandona Cantabria para entrar en Castilla y León, algo que se repetirá a la inversa en un punto del último tercio del camino.

Recorridos apenas 700 metros, si miramos hacia atrás, se podrá disfrutar de una vista panorámica en la que destaca el pueblo de Riopanero y su entorno.

Pronto se divisan a mano izquierda los dos inmensos castros que flanquean el puerto de Carrales.

Después de continuar por la izquierda en una bifurcación, y tras dejar a mano izquierda un gran roble que está pegado a la pista, nos iremos acercando al siguiente pueblo del recorrido, Villamediana de Lomas, que se atraviesa por la carretera describiendo una amplia curva a mano derecha, enfilando al salir la carretera que lleva a Linares de Bricia y Valderías.

En este tramo se puede divisar a mano izquierda el cortado del Páramo de la Lora, cubierto por un extenso pinar de repoblación.

En el kilómetro 3,9 se abandona la carretera en giro a la derecha para caminar por una pista forestal que, después de atravesar un robledal, nos facilita la llegada a la población de Valderías, donde dejaremos la iglesia a nuestra izquierda para continuar por el camino de la derecha, al igual que en la próxima bifurcación donde también tendremos que girar a la derecha para ir saliendo del pueblo.

Transcurridos casi 200 metros se continúa por la pista para acometer el que será segundo ascenso del recorrido. De frente todavía se puede apreciar el antiguo sendero que lleva al molino de Riopanero, por donde los vecinos de Valderías bajaban a que les moliesen el grano de sus cosechas.

La pista que ahora tomamos en subida está muy castigada en forma de surcos formados por los torrentes de agua que, ocasionalmente, bajan con fuerza.

Casi 900 metros desde el último giro a la salida de Valderías podremos ver a mano derecha un cartel que avisa de la existencia de abejas. El colmenar, visible, está bastante retirado del camino, por lo que no tiene que haber problema alguno con estos maravillosos insectos.

Varios metros más adelante nos encontraremos con una portilla de alambre que debe dejarse cerrada (por favor).

Tendremos que estar atentos ya que unos 500 metros después, habrá que abandonar la pista por un hueco muy grande que hay a la izquierda entre los robles, para comenzar a atravesar una larga pradería, (si no está segada, por favor, no atravesarla por medio, hacerlo pegados al lado derecho), nuestro destino serán unos robles que se vislumbran en el horizonte.

Aproximadamente a la mitad de la pradería habrá que dejar a la derecha una barrera natural de espinos bajos y zarzas para continuar nuestro recorrido. En la siguiente pradería nos dirigiremos hacia una formación de espinos y rosas silvestres que está hacia la derecha, y que divide dos fincas, todavía se puede apreciar una cerca de alambre casi cubierta por la vegetación, dicha formación la dejaremos a nuestra derecha, y ya en este punto volvemos a caminar sobre pista forestal que nos conducirá a una próxima bifurcación, situada a la altura de los robles que veíamos en lejanía.

Una vez llegamos a la bifurcación mencionada, giraremos a la izquierda por una pista en bajada que en 1,4 kilómetros nos conducirá a nuestro punto de partida, Cejancas, a donde entraremos por la calle Camino del Monte.

𝐀𝐒𝐏𝐄𝐂𝐓𝐎𝐒 𝐃𝐄 𝐒𝐄𝐆𝐔𝐑𝐈𝐃𝐀𝐃
- Los hilos de pastor que puedan cortar algún punto del recorrido y tengan corriente, suelen tener una agarradera en uno de los extremos para poder retirarlos de manera segura, y volverlos a colocar una vez se hayan rebasado.

𝐑𝐄𝐂𝐎𝐌𝐄𝐍𝐃𝐀𝐂𝐈𝐎𝐍𝐄𝐒 𝐆𝐄𝐍𝐄𝐑𝐀𝐋𝐄𝐒:
Llevar calzado adecuado, cantimplora o bidón, visera, mochila, alimentos, botiquín básico, muy recomendable llevar bastones de senderismo, y ropa adecuada a la época en la que se lleve a cabo.

Ruta muy apropiada para el disfrute de la fotografía y la observación de aves.

Recomendable llevar prismáticos o monocular.

Respetar los cerramientos que haya por el camino, tanto los destinados al ganado como los de las fincas particulares.

𝐃𝐢𝐬𝐟𝐫𝐮𝐭𝐚 𝐝𝐞 𝐥𝐚 𝐫𝐮𝐭𝐚 𝐜𝐨𝐧 𝐬𝐞𝐠𝐮𝐫𝐢𝐝𝐚𝐝 𝐲 𝐩𝐨𝐫 𝐟𝐚𝐯𝐨𝐫, 𝐝𝐞𝐣𝐚 𝐞𝐥 𝐞𝐧𝐭𝐨𝐫𝐧𝐨 𝐥𝐢𝐦𝐩𝐢𝐨.

¿𝐐𝐔É 𝐒𝐄 𝐏𝐔𝐄𝐃𝐄 𝐕𝐄𝐑 𝐂𝐄𝐑𝐂𝐀 𝐃𝐄 𝐄𝐒𝐓𝐀 𝐑𝐔𝐓𝐀?
𝐂𝐞𝐣𝐚𝐧𝐜𝐚𝐬
La iglesia de San Miguel es un buen ejemplo del románico tardío (S.XIII), conservando parte de su vieja fábrica, especialmente el ábside y los canecillos del muro sur.

𝐑𝐢𝐨𝐩𝐚𝐧𝐞𝐫𝐨
- El Centro de Interpretación, al sur del pueblo, nos acerca de forma interactiva este espacio ambiental de gran calidad, tanto en extensión (la mayor masa forestal de Cantabria y segunda de España) como en calidad. El centro es el punto ideal para informarse sobre la riqueza botánica de este entorno (robledales, hayedos, encinares, abedulares, tejos singulares, etc.), su asombrosa variedad de flora y fauna y los usos y recursos (especialmente el carboneo y la madera para traviesas del ferrocarril) que la sociedad ha gestionado en él a través de la historia.
En cuanto al patrimonio histórico-artístico, en Riopanero encontramos bonitos ejemplos de arquitectura tradicional. El propio edificio del mencionado Centro de Interpretación es una torre fuerte denominada “El Capellán” (seguramente proceda de una antigua capellanía eclesiástica). También es destacable la iglesia de la Santísima Concepción de Río Panero, de finales del siglo XV y con una pareja de tejos singulares en su atrio. La antigua escuela (1920) se ha reformado recientemente en albergue, aunque en la actualidad aún no está operativo. En el entorno existieron diversos molinos, de los que se conserva el Molino de Riopanero, cuyo conjunto de molino, vivienda, cuadra y almacenes ha sido recientemente restaurado. Por su parte, hay constancia de un antiguo humilladero de las ánimas y dos despoblados.

𝐑𝐮𝐚𝐧𝐚𝐥𝐞𝐬
-Abrigo Cubular ,se encuentra situado en un farallón de areniscas wealdenses. El conjunto artístico del Cubular está formado por varias manifestaciones rupestres: esquematizaciones antropomorfas y motivos geométricos complejos. Sobre las paredes se utiliza la técnica de la pintura, tanto en rojo como en negro. Además en un bloque se registran numerosos grabados. Las pinturas se disponen sirviéndose de los espacios generados por la erosión de la roca soporte a diversas alturas. Su posición parte de la misma loma del pueblo de Ruanales, a unos 350 m al N de su núcleo urbano y en el inicio de la vertiente descendente de ese cordal hacia el río Panero.

𝐐𝐮𝐢𝐧𝐭𝐚𝐧𝐢𝐥𝐥𝐚 𝐝𝐞 𝐑𝐮𝐜𝐚𝐧𝐝𝐢𝐨
- La iglesia de Santa María. Se trata de un bello templo del románico rural tardío (finales del siglo XII o principios del XIII), con una sola nave y ábside semicircular. Conserva de forma nítida sus elementos románicos, siendo de época barroca la sacristía y la espadaña que se adosó en su fachada sur. Destaca sobremanera un hermoso tímpano gótico que se conserva en un paramento del pórtico. Representa la Adoración de los Reyes Magos y, aunque el estado de conservación del conjunto presenta deterioro, se puede apreciar la excelente factura y el indudable valor que tuvo en origen, posiblemente vinculado al taller de los maestros de Gredilla y Moradillo de Sedano (finales del siglo XIII). Otras edificaciones de interés son la escuela del pueblo y el antiguo fielato, que cesaron su actividad a mediados del siglo XX. El fielato o portazgo se sitúa junto a la carretera (en la entrada del pueblo desde Carrales) y dependía de la Diputación Provincial de Santander. En él se grababan algunos productos o bienes (venta de ganados, importación de bebidas, etc.) tanto de entrada como de salida a Cantabria.
Desde el propio pueblo se puede ver una gran cornisa o roquedo de arenisca que contiene cuatro habitáculos rupestres conocidos como “Las Choracas”. Nos estarían remitiendo, una vez más en Valderredible, al fenómeno eremítico que como poco se dataría en la época de repoblación (siglos VIII-X). Distan apenas un kilómetro hacia el oeste y únicamente se puede acceder hasta su base, salvo que se realice practicando escalada (debido a la erosión actualmente se elevan a casi 20m, habiéndose perdido el acceso original). Uno de los habitáculos presenta una posible tumba infantil excavada en la roca. Tienen planta irregular y presentan esconce en los vanos, posiblemente debido a un uso pastoril posterior.

𝐄𝐬𝐩𝐢𝐧𝐨𝐬𝐚 𝐝𝐞 𝐁𝐫𝐢𝐜𝐢𝐚
-Presenta un conjunto de casas de tipología tradicional bien conservadas, entre las que puede subrayarse una torre fuerte blasonada. La iglesia de la Asunción, en el centro del pueblo, es un edificio que por sus reformas puede adscribirse al Gótico (aunque con torre posterior del S.XVI). Su fábrica original, sin embargo, es más vieja pues conserva elementos claramente románicos como la puerta sur de entrada y la pila bautismal. Otros elementos patrimoniales de interés son la ermita de San Lorenzo, situada en la entrada del pueblo, la antigua escuela, reutilizada como el centro cultural “El Descanso” y el humilladero de las ánimas, conservado en buen estado. En el camino al despoblado de Las Casarinas encontramos un haya singular utilizado tradicionalmente como sestero digno de visitarse.
Cerca de Espinosa se sitúa la llamada “Cuevona o Cueva de la Bruja”, un gran refugio natural que fue utilizado por el ejército republicano como punto de avituallamiento en su contienda con las tropas nacionales que al mando de Sagardía presionaban el frente desde tierras burgalesas.
-Cueva de La Mina, en este lugar se explotaban todos los artefactos explosivos encontrados en la zona tras la Guerra Civil.
- Mirador natural, con excelentes panorámicas hacia los valles altos de Rucandio y la parte Norte de Valderredible.

𝐒𝐚𝐧𝐭𝐚 𝐌𝐚𝐫í𝐚 𝐝𝐞 𝐇𝐢𝐭𝐨
- Tiene una gran importancia histórica, pues cuenta con los únicos restos de romanización encontrados hasta el momento en Valderredible. Se trata de un yacimiento arqueológico declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 2004, situado junto a la iglesia parroquial, en la margen derecha de la carretera según se entra en el pueblo. El yacimiento actualmente y por motivos de conservación se encuentra tapado bajo tierra. Las excavaciones realizadas (1979-1984) identifican dos etapas históricas bien diferenciadas: la villa romana de época bajo imperial (siglos III al V d.C.) y la necrópolis medieval (hasta el siglo XII). Procedente de ésta última, en el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (Santander) se conserva un excepcional broche de cinturón trabajado en hueso. Los motivos de influencia musulmana nos remiten a la época de repoblación (siglo X).
Junto al yacimiento, en un bello paraje natural, la iglesia de Santiago Apóstol es otro punto de interés que bien merece una visita. De su vieja fábrica románica conserva la espadaña con escalera prismática de piedra y los canecillos del muro sur, además de la pila bautismal en el interior. El resto del templo es de época gótica (siglos XIV-XV), con planta posteriormente ampliada en el S.XVII. Finalmente, otro templo de interés (datado en 1706) aunque en estado de ruina es la ermita del Santo Ángel. En la sobrepuerta, aún se puede apreciar el escudo heráldico de los Bustamante, reflejo del poder señorial ejercido por este linaje (asentado en las torres y casas solariegas de La Costana, en Campoo de Yuso), uno de los más característicos y propios de Cantabria.

𝐏𝐫𝐞𝐬𝐢𝐥𝐥𝐚𝐬
- Ermita de San Miguel, es una iglesia excavada en la roca, templo de dos plantas y la fecha de construcción más probable es el siglo X.

𝐀𝐫𝐫𝐨𝐲𝐮𝐞𝐥𝐨𝐬
-Arroyuelos alberga una de las ermitas rupestres más destacadas y espectaculares de Cantabria: la iglesia rupestre de los Santos Acisclo y Victoria. Declarada bien de interés cultural (BIC) en 2004, tiene dos alturas y está excavada en roca arenisca. Es singular además porque conserva prácticamente intacta su estructura original. En los alrededores se encuentra una necrópolis rupestre con varias tumbas antropomorfas. Por su parte, la iglesia parroquial es de origen románico y está advocada a Santa Catalina.

𝐑𝐮𝐞𝐫𝐫𝐞𝐫𝐨
- Cuenta con un patrimonio histórico muy atractivo. Situada sobre el otero que domina el territorio circundante encontramos la inconfundible silueta de la torre medieval. Declarada Bien de Interés Cultural (B.I.C.) en 1992, es una impresionante muestra de la arquitectura militar de finales de la Edad Media (entre los siglos XIV-XV). Se encuentra en estado de ruina parcial, pues el proyecto de restauración integral no se ha completado y presenta el hastial suroeste destruido. Así todo es un elemento patrimonial de gran interés desde el que se obtienen además buenas panorámicas hacia el valle, siendo un mirador recomendable. El puente ojival, junto al propio núcleo, jugaba un papel clave en el tránsito de personas y mercancías. Es sin duda un bonito puente medieval bien integrado en la vegetación de ribera. En cuanto al núcleo de población, el caserío de Ruerrero es un conjunto arquitectónico de gran sabor rural y tradicional, destacando sus calles porticadas, sus casas-palacio y alguna otra casona blasonada. Otros elementos históricos de interés son la iglesia de Nuestra Señora de los Nieves, un bonito templo del S.XVII, y la antigua ermita de San Roque, ubicada hacia el oeste del pueblo y reutilizada como cementerio. En el entorno existieron varios molinos.

𝐌Á𝐒 𝐈𝐍𝐅𝐎𝐑𝐌𝐀𝐂𝐈Ó𝐍 𝐓𝐔𝐑Í𝐒𝐓𝐈𝐂𝐀 𝐀𝐒𝐎𝐂𝐈𝐀𝐃𝐀 𝐀 𝐋𝐀 𝐑𝐔𝐓𝐀:
Consultar en el Centro Cultural de Valderredible llamando al: 942 776 159.

𝐒𝐢 𝐬𝐞 𝐨𝐛𝐬𝐞𝐫𝐯𝐚 𝐜𝐮𝐚𝐥𝐪𝐮𝐢𝐞𝐫 𝐜𝐢𝐫𝐜𝐮𝐧𝐬𝐭𝐚𝐧𝐜𝐢𝐚 𝐪𝐮𝐞 𝐝𝐢𝐟𝐢𝐜𝐮𝐥𝐭𝐞 𝐞𝐥 𝐫𝐞𝐜𝐨𝐫𝐫𝐢𝐝𝐨 𝐝𝐞 𝐥𝐚 𝐫𝐮𝐭𝐚, 𝐩𝐨𝐫 𝐟𝐚𝐯𝐨𝐫, 𝐫𝐞𝐩𝐨𝐫𝐭𝐚𝐫 𝐥𝐚 𝐢𝐧𝐜𝐢𝐝𝐞𝐧𝐜𝐢𝐚 𝐚𝐥 𝐜𝐨𝐫𝐫𝐞𝐨: 𝐜𝐞𝐧𝐭𝐫𝐨𝐜𝐮𝐥𝐭𝐮𝐫𝐚𝐥𝐩𝐨𝐥𝐢𝐞𝐧𝐭𝐞𝐬@𝐠𝐦𝐚𝐢𝐥.𝐜𝐨𝐦

𝐀𝐔𝐓𝐎𝐑: Ayuntamiento del Real Valle de Valderredible / Centro Cultural de Valderredible.

𝐀𝐕𝐈𝐒𝐎:
Las rutas del Ayuntamiento del Real Valle de Valderredible y todos sus datos contenidos en Wikiloc, incluyendo los tracks para GPS son meramente orientativos. Queda bajo la responsabilidad de cada usuario adoptar las medidas de seguridad apropiadas para cada itinerario; estas dependerán fundamentalmente de las condiciones climatológicas, y de su preparación técnica y física.
Waypoint

CVV00

  • Foto af CVV00
Salida desde la plaza donde se ubica la iglesia.
Kryds

CVV01

  • Foto af CVV01
  • Foto af CVV01
  • Foto af CVV01
Bifurcación, giro a la izquierda. Pista de hormigón que pronto se convierte en pista de tierra. Justo en este punto se puede observar un pequeño techado, y a su izquierda la antigua escuela encalada de blanco. Enseguida se alcanza a mano izquierda una pradería flanqueada por robles en uno de sus laterales.
Panorama

CVV02

  • Foto af CVV02
Volviendo la vista atrás se puede contemplar el pueblo de Riopanero y su entorno.
Kryds

CVV03

  • Foto af CVV03
Bifurcación, seguir por la izquierda hacia Villamediana de Lomas. Algo más adelante se pueden ver los dos grandes castros que flanquean el puerto de Carrales.
Park

CVV04

  • Foto af CVV04
Magnífico roble a mano izquierda.
Kryds

CVV05

  • Foto af CVV05
Entrando a Villamediana de Lomas, que se atraviesa sin dejar la carretera trazando una amplia curva a la derecha.
Kryds

CVV06

  • Foto af CVV06
¡¡Atención!! giro a la derecha por pista forestal, se abandona la carretera.
Waypoint

CVV07

  • Foto af CVV07
  • Foto af CVV07
Conjunto de grandes rocas a mano izquierda (no hay imagen), donde algunas Digitalis purpureas las desafían con su presencia. También es el momento en el que se sale del robledal.
Waypoint

CVV08

  • Foto af CVV08
  • Foto af CVV08
  • Foto af CVV08
Llegada a las inmediaciones de Valderías. Bifurcación, continuar por la derecha.
Kryds

CVV09

  • Foto af CVV09
  • Foto af CVV09
Al llegar a la bifurcación, giro a la derecha; por la izquierda se entra al pueblo.
Kryds

CVV10

  • Foto af CVV10
Continuar por la pista en ascenso.
Waypoint

CVV11

  • Foto af CVV11
Colmenar en el interior del bosque. Hay cartel de aviso, ningún problema "ellas" están a lo suyo.
Kryds

CVV12

  • Foto af CVV12
  • Foto af CVV12
¡¡¡Atención!!! se abandona la pista. Giro a la izquierda, entrar en la pradería por el gran hueco que dejan los robles. Caminar casi pegados a nuestra derecha, cerca de una barrera natural de helechos, espinos y algún roble. En definitiva hay que llegar a los robles que se distinguen en el horizonte próximo.
Waypoint

CVV13

  • Foto af CVV13
Continuar hacia la barrera baja que se ve en el centro de la imagen, dejándola a nuestra derecha. En el siguiente prado, hay que dirigirse a una zona de espinos y rosales silvestres a mano derecha, que divide dos fincas. Al acercarnos se puede apreciar una cerca de alambre de espino casi cubierta por la vegetación. En este punto retomamos un trozo de pista que nos conducirá hacia la próxima bifurcación.
Kryds

CVV14

  • Foto af CVV14
  • Foto af CVV14
Bifurcación. Girar a la izquierda, y ya en bajada continuamos hasta nuestro destino, Cejancas, a donde entraremos por la calle Camino del Monte.
Springvand

CVV15

  • Foto af CVV15
  • Foto af CVV15
Pilón a mano izquierda. Dependiendo de la época del año se podría rellenar la cantimplora o bidón en su caño, pero mejor ir bien provistos de agua.

Kommentarer

    Du kan eller denne rute