Tid  6 timer 2 minutter

Koordinater 1949

Uploadet 9. juni 2018

Optaget juni 2018

-
-
563 m
75 m
0
5,2
10
20,92 km

Vist 236 gange, downloadet 5 gange

tæt på Jnane El Caid, Tanger-Tetouan-Al Hoceima (Morocco)

Serían las ocho más o menos (después de un acaloramiento con Vodafone) cuando decidimos emprender esta ruta. La puerta de Pabellones marcó el inicio del camino, y a ello nos dedicamos las seis horas siguientes; así que enfilamos detrás del "jasento" con los ojos puestos en el Dersa. Atrás dejamos el cementerio y el psiquiátrico. Y sube, sube, sube, esto no se acaba, cuándo llegamos, esto qué es. Eso es el cuartel de Regulares donde Julián construirá un parador que será la delicia del reposo y la envidia del Gorgues. Sigue que te sigue con la cuesta por el barrio Murcia con las miradas de ayunantes del ramadán y qué decir de la pantorrilla de Ester que lucía al viento, al sol y a los castos mirantes. Así que después de un rato abandonamos el cemento y nos metimos en camino y atravesamos por donde se supone que irá la futura autopista de Tánger. El camino serpenteaba para ser asequible a caminantes fatigados así que llegamos casi a lo más alto y decidimos subir a contemplar las espectaculares vistas de Tetuán, desde lo alto de lo que fue un fuerte español. Rio Martil, Cabo Negro, y el Monte Hacho lucían para nosotros. De manera que el ascenso por este Gólgota mereció la gloria de la coronación.
El resto del camino fue comer y andar. Hicimos una parada para romper el ayuno con productos variados (faltó el vino, para el chorizo extremeño) y reponer energías nuevas.
Levantada la mesa, no hubo sobremesa así que seguimos nuestro camino con dos o tres dudas de si por la derecha o por la izquierda, con el peligro cierto de que Alfonso tirara por el monte o por la vaguada, porque su mirada no tiene curvas. No hubo necesidad de adentrarse por los pinchos y matojos ni por pendientes cansinas porque fuimos acertando. Por aquí, sí, por ahí, también. Mira, ya se ve el camino y detrás el mar.
Así que hasta el Mandy el camino va descendiendo hasta casi el nivel del mar, salvo por algún repechillo de tres al cuarto y fue fácil, incluso Mónica, que tuvo algún resbalón, terminó entera y verdadera y la tierra no probó sus posaderas ( jamdulilá).
Nos llamaron la atención algunos chabolos y construcciones a lo grande que, desde luego, la tierra no da, lo dará la fortuna, vete tú a saber.
Y qué cuánto queda, cuánto falta, cuándo llegamos...se ansiaron pensando en esa cerveza que íbamos a tomarnos en el Mandy y, efectivamente, el Mandy estaba abierto y pudimos disfrutar de dos cervezas y del dulce griterío de los niños aburridos .Y, qué me dices del cambio de calcetín de Julián, (con sus explicaciones pertinentes, y por extenso), que son razonables y dignas de poner en práctica en la próxima ocasión.
Acabadas las cervezas, salimos y, oh, allí estaba el autobús número 26, que por cuatro dirhams nos iba a dejar en la puerta del Pilar. Una señora gorda, que dios me perdone si miento, se bajó del autobús porque Julián se arrancó a cantar “no te quieres enteraaaa, que te quiero de verdaaaa” y nosotros le hicimos coro, “ye,ye,ye,ye,yeeeee”. Cogió su carrito de la compra y descendió, sin mirar atrás.
No sabemos si Parra dará crédito a lo escrito ( y asombro), porque él también fue testigo caminante y escuchó todas las conversaciones que aquí se refieren y algunas que me callo.
foto

Saliendo y subiendo

campingplads

Gorgues y caminantes

panorama

Castillo

campingplads

Acabó el ascenso

panorama

Bifurcación

Bifurcación
panorama

Pueblo

Mhdjcjc
panorama

Segadores altivos

springvand

Andando

panorama

Bni Salem

foto

Camino de vuelta

panorama

El Mandy

Kommentarer

    Du kan eller denne rute