Tid  3 timer 20 minutter

Koordinater 1011

Uploadet 13. november 2017

Optaget november 2017

  • Bedømmelse

     
  • Information

     
  • Let at følge

     
  • Landskab

     
-
-
943 m
552 m
0
2,2
4,3
8,68 km

Vist 645 gange, downloadet 30 gange

tæt på Canjáyar, Andalucía (España)

Fecha de realización: 12/11/17

Segundo fin de semana que pasamos este año en Ohanes y puesto que meses atrás ya habíamos realizado el sendero más frecuentado en el pueblo*, que transcurre sierra arriba por el barranco de Ohanes, me dispuse a buscar otra ruta que pudiéramos realizar sin alejarnos mucho del pueblo. Así di con la ruta subida por el usuario Marboré (gracias) que también transcurre por el mismo barranco pero en esta ocasión sierra abajo, hasta llegar al bonito pueblo de Canjáyar.

No obstante, puesto que prefería dejar el grueso del esfuerzo para el principio, realicé la ruta en sentido inverso al de Marboré, inciando la marcha en Canjáyar en lugar de Ohanes, así el desnivel a superar se afronta en la primera mitad del recorrido y en la segunda será un continuo descenso sin ninguna dificultad salvo en su último tramo. Combinaremos pistas, sendas arrieras, caminos agrícolas, trazado urbano y un pequeño tramo de carretera local. Se puede afirmar que a diferencia de la mayor parte de las rutas que realizo que se desarrollan en un entorno foresta, en este caso es un entorno rural.

En esta ruta lo que más destaca es el importante patrimonio agrícola que ha dejado su huella a lo largo de todo el barranco con infinidad de terrazas de cultivo, que en el siglo de pasado se utilizaron para cultivar la famosa uva de barco o de Ohanes que se exportaba a nivel mundial y que a día de hoy buena parte de las mismas se encuentran abandonadas. Este hecho junto con la persistente sequía que continua en este otoño, hace que el paisaje por momentos esté un poco desolado. Nada que ver con el paisaje que nos encontramos en la primavera pasada en que el paisaje era mucho más verde y frondoso.

Tras dejar el coche a la entrada de Canjáyar, comienzo la marcha en solitario desde la plaza de la Constitución. A diferencia de la ruta de Marboré y con la intención de caminar lo menos posible por carretera o de forma paralela a la misma, hice el descenso al río Chico por otra parte del pueblo, por la calle Ánimas. Aquí y más adelante encontraremos señalización de la vereda de Rágol. Bajamos una empinada cuesta de hormigón y tras llegar al cauce del río, cruzamos el mismo y pasamos entre un frondoso cañaveral hasta dar con una empinada rampa de hormigón que nos llevará a la carretera A-348 para cruzarla por un túnel bajo la misma.

Desde aquí comienza un empinado ascenso por una ramblilla de tierras rojizas que poco a poco se convierte en un pedregoso camino. El paisaje en este punto será similar al que podamos encontrar en el desierto de Guadix o Gorafe, incluso la fauna, con varias cabras monteses que encontré trepando por las arenosas laderas. Esta será la parte más dura del camino y que en mi caso afronté con tranquilidad y dosificando esfuerzos. Progresivamente iremos ganando vistas al valle del Río Andaráx, con Canjáyar en primer plano y la Sierra de Gádor como telón de fondo. Y en dirección contraria, pronto tendremos vistas de Ohanes cada vez más cerca con Sierra Nevada de fondo.

Transcurridos 1,4 km nuestro camino pasa a ser una pista y a los 1,8 km dejamos otra pista a nuestra derecha. Desde aquí el camino será más llano durante un tramo, hasta llegar al final de esta pista a los 2,5 km. Desde este punto continuamos por una interesante vereda que se adentra en los antiguos terrenos agrícolas, buena parte de ellos ya aparentemente en situación de abandono, algunos todavía con aspecto de ser trabajados, con almendros olivos y parras. Es aconsejable ir pendientes del gps puesto que con frecuencia aparecen caminos que desvían a uno u otro huerto. Más adelante enlazaremos con una nueva pista, poco antes de llegar a las ruinas de un viejo cortijo y que habremos de proseguir durante 400 metros, momento en el que gira a la derecha. En ese lugar cogemos un nuevo camino de frente en el que afrontamos ya los últimos metros de subida hasta Ohanes.

Una vez en Ohanes, seguimos durante pocos metros por la parte baja del pueblo hasta llegar al lavadero donde me esperaba el resto del grupo, listos para afrontar el camino hasta Canjayar. Si no se conoce el pueblo de Ohanes, recomiendo realizar un trazado por sus calles antes de iniciar el camino de vuelta. En mi opinión uno de los pueblos más bonitos y auténticos de la Alpujarra almeriense.

A pocos metros del lavadero, por la misma calle, encontramos un camino de herradura que desciende entre los huertos, siendo frecuentes los arboles frutales y cultivos hasta llegar nuevamente al cauce del Río Chico. En este lugar está encauzado entre dos paredes rocosas muy cercanas entre si y hay un pequeño puente de madera para cruzarlo sin dificultad. Una vez en la margen derecha del río, ascendemos brevemente siguiendo el camino empedrado y en ocasiones con una baranda de piedras y alambre ya algo deteriorada. Conforme nos alejamos del pueblo, los huertos del barranco parecen más en desuso. Los frutos que más encontraremos serán granadas silvestres, en esta época con muchos granados silvestres cargados de fruto sin recoger, supongo que por ser silvestres y por tanto muy ácidos para el paladar. También vimos muchas parras ya sin fruto pero con la hoja amarilla que aportan colorido al barranco.

Nuevamente en este tramo aconsejo ir muy pendientes del gps por haber alguna bifurcación que nos puede llevar a equivocar el camino. Una vez que llegamos al barranco del Hornillo, pasamos por encima de una balsa y en pocos metros llegaremos a una carretera local por la que habremos de caminar en descenso durante un km aproximádamente. Hay que ir con precaución aunque el tráfico es escaso. Desde aquí podremos contemplar buenas vistas de Canjáyar.

Abandonamos el asfalto por una pista que sale a la izquierda y seguimos en descenso por un camino pedregoso con algunas ruinas de cortijos y nuevamente varios granados cargados de su fruto. Alternaremos pista con camino rural hasta llegar al barranco de Jalí, que por pista nos conduce a los pies de un viaducto de la carretera A-348 que pasaremos por debajo.

Desde ahí comenzamos nuevamente un ascenso que nos conducirá por fin a Canjáyar y caminaremos por sus estrechas calles hasta llegar al punto de partida.

En definitiva una ruta interesante, con gran variedad de paisajes y entornos y fácil de realizar salvo por el primer tramo de subida de Canjáyar a Ohanes que yo preferí realizar sin niños.

* Otra ruta en Ohanes:

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/rio-chico-de-ohanes-circular-con-opcion-corta-p-n-sierra-nevada-18195222

4 kommentarer

  • Pulpoensalsa 08-10-2018

    I have followed this trail  Vis mere

    La hemos disfrutado muchísimo tanto mi pareja como yo. Qué senderillos más bonitos y auténticos. Ha sido genial.

  • Foto af Juan A. Pozo

    Juan A. Pozo 08-10-2018

    Gracias, me alegro de que la disfrutarais. Un saludo.

  • Foto af PaKoEgea

    PaKoEgea 01-06-2019

    Para cruzar el rio chico en canjayar, tuvisteis problemas?

  • Foto af Juan A. Pozo

    Juan A. Pozo 01-06-2019

    Nada de nada, era un hilillo

Du kan eller denne rute