Koordinater 1130

Uploadet 26. april 2018

-
-
254 m
3 m
0
5,4
11
21,43 km

Vist 33 gange, downloadet 1 gange

tæt på Baltezana, Cantabria (España)

Esta es la alternativa al Itinerario B-1 que entraba por El Piquillo, para evitar los riesgos de desprendimientos.
LLegados a la señal que nos indica la distancia a Ontón y el Camino a seguir por la Vía Verde del Piquillo giramos a la izquierda y seguimos la carretera que saliendo de Pobeña , lleva a enlazar con la autovía o con la antigua carretera nacional N-634.
Dejando atrás las últimas casas y un poco antes de pasar bajo la autovía a la derecha entra una carretera. Existen unos buzones de correos que nos sirven de referencia.
Aunque hay flechas amarillas, esta es una buena referencia ( la de los buzones) para cuando vamos caminando si queremos continuar por el Itinerario B-2
Accedemos por una calleja estrecha con suelo en algunas partes cementado y en otras alquitranado y subimos una pequeña loma, para entrar en la Comunidad de Cantabria.
Descendemos esta pequeña loma y ya vemos al frente la vía de acceso a la autovía . Giramos a la derecha por una carretera ascendente.
Prácticamente en la parte más alta de esta subida encontramos un ramal que entra por nuestra izquierda . Una flecha amarilla en el suelo nos marca el camino a seguir. Conviene fijarse bien, porque la carretera sigue asfaltada por la derecha y puede darnos la sensación si no vamos atentos de que el itinerario continua por ahí. Por donde nosotros nos introducimos no hay asfalto y el firme es de tierra y piedras.
Caminando por esta pequeña elevación tenemos la oportunidad de disfrutar de muy buenas vistas y bellos paisajes, tanto a la derecha como a la izquierda. A la izquierda tenemos el pueblo de Ontón.
Merece la pena detenerse a contemplar la línea de costa que nos une con Castro-Urdiales, que ya vemos al fondo. Cabañas ganaderas aprovechan los pastos que llegan prácticamente al mar. En la parte inferior en algunos tramos podemos ver la vía verde del Piquillo cuando se acerca a nuestro encuentro.
La calleja de descenso tiene un firme irregular antes de llegar al aparcamiento donde se junta con el itinerario B-1 .
Ya juntos los itinerarios B, pasan ahora bajo la autovía.Prácticamente debajo de la misma surge a la derecha un sendero que nos conduce al cauce del río.
Se desciende por un sendero que nos lleva a cruzar el río en su desembocadura a través de un pequeño puente.
Tenemos ahora un paseo llano, para disfrutar junto a la margen derecha del río Sabiote, para entrar junto a las primeras casas del núcleo de Ontón.
Llegados frente a la Iglesia de Ontón, si giramos a la derecha iremos por la Variante C, que describimos en su apartado correspondiente.
Para seguir el itinerario B-2 giramos a la izquierda y vamos al encuentro del itinerario para proseguir juntos en dirección a Baltezana.
En unos pocos metros por esta carretera entramos a la derecha pasando cerca de la estructura que aún sigue en pie de un antiguo cargadero minero.
Andar por este camino no tine pérdida. Un puente que servía para el paso de los antiguos peregrinos y de las gentes del lugar nos recuerda como eran los caminos antiguamente.
Nuevamente volvemos a la carretera comarcal, por la que proseguimos caminado a nuestra diestra, para pasar por el centro del pueblo.
En la plaza del pueblo podemos encontrarnos con una fuente en la que saciar nuestra sed y rellenar nuestra cantimplora para proseguir el viaje.
Al abandonar de nuevo la comarcal pasamos de nuevo sobre un puente antes de girar a la izquierda y volver en busca de la carretera.
Al salir de nuevo al alquitrán proseguimos por la derecha.
Conviene ir con cuidado ya que aunque la circulación es muy escasa , apenas hay arcenes.
Podemos observar en el suelo una señal-doble, a la izquierda para los peregrinos que van a pie y a la derecha para los que van en bicicleta.
Los peregrinos que vayan a pie se internaran por la plantación de eucaliptos, donde si se respetan loas señales no deben de tener ningún problema en incorporarse a la comarcal en una una pronunciada curva. En esta curva desde la que tenemos unas buenas vistas de Baltezana ( si las plantaciones de eucaliptos nos lo permiten) nos volvemos a unir con los peregrinos que vienen en bicicleta.
Es el momento de parar , coger aire y disfrutar del paisaje.
Para llegar al alto hay continuar por el asfalto. No queda mucho para la cima.
El camino de descenso es entretenido. Hay poca circulación pero aún así seguimos atentos.
En una de las curvas de la bajada podemos contemplar los restos de un antiguo cargadero minero.
Llegando a la parte inferior la carretera zigzaguea de continuo. Y aunque la tranquilidad es muy grande (incluso rebaños de ovejas pastan en las orillas) , no conviene relajarse demasiado ya que no deja de ser una carretera.
Antes de llegar a la parte más baja nos encontramos con la entrada a la vía verde.
Para poder ver el miliario es preciso entrar en la población de Otañes. Allí en la plaza se muestra uno de los antiguos miliarios encontrados en esta zona de la antigua vía que unía el puerto de Flavióbriga con Pisoraca (Herrera de Pisuerga).
En la vía verde encontramos un area con mesas para poder descansar y tomar un aperitivo si lo deseamos.
Enfrente de la misma estación también nos encontramos con una zona para el descanso si lo deseamos.
Antigua estación de tren hoy rehabilitada para otros usos.
Da tranquilidad al peregrino saber que se puede encontrar con fuentes de agua potable como esta.
La Vía verde cruza por encima del río Mioño.
Es un placer pasear tranquilamente por esta vía verde.
Al llegar a las primeras casas abandonamos la vía verde para a través de una empinada cuesta acceder al pueblo de Santullan.
Junto a la Iglesia de Santullan se encuentra un club social en el que podemos descansar un rato y avituallarnos si así lo deseamos.
Dejada atrás la población entramos en la denominada Mies de Santiago.
A lo largo de la mies hay flechas amarillas, pero hay que ir atento porque la encrucijada de caminos nos puede llevar al equívoco.
Una imagen del cruce para que no nos desviemos.
Una muestra más de que conviene ir atentos.
Este puente salva el ríop Summa en una zona en la que los lugareños conocen este arroyo como elo arroyo de santiago.
En la parte posterior de la Iglesia existe un parque con una fuente.
En esta zona existió un antiguo hospital de peregrinos.
El itinerario A continua más ceñido a la costa mientras que oficial, al que nosotros hemos denominado aquí B entra por el paseo Menéndez Pelayo y continúa por las calles Bilbao y Ardigales hasta cruzarse con la calle Santander en cuyo momento gira a la derecha en dirección al puerto. Un vez ahí ya divisamos el conjunto monumental de Castro con su Iglesia, su castillo y la ermita de Santa Ana.
Según algunos historiadores su construcción data de la Baja Edad media. La ermita está construida sobre un peñasco rocoso, conocido como el Canto de Santa Ana. El edificio actual, es una reconstrucción realizada en 1941 sobre restos de edificaciones anteriores. Diversas excavaciones han dado como resultado diversas consideraciones históricas, como por ejemplo que además de haberse encontrado materiales del Solutrense (Paleolítico Superior), se pueden diferenciar doce fases constructivas, desde la época romana hasta la actualidad,. Aún se conservan los cimientos de los muros de las primeras épocas. Muy cerca podemos contemplar un puente en estilo gótico de un sólo arco y cuya función era la de servir de acceso a la ermita desde la loma donde se ubican el castillo y la Iglesia de Santa María. Existe una inscripción "MC 617" en la parte exterior sobre un sillar de piedra arenisca que probablemente corresponda a alguna fecha de reconstrucción.
Se desconoce la fecha exacta de su fundación. El actual edificio comenzó a levantarse en torno al siglo XII ( Si bien es muy probable que por su posición estratégica existiese una estructura defensiva mucho antes) y tras sufrir diversas modificaciones fue abandonado su uso en el siglo XVI. La estructura que hoy podemos contemplar comenzó su construcción en el siglo XII, sufriendo diversas modificaciones y adiciones y abandonándose en el siglo XVI. En el pasado siglo XX, con motivo de una restauración, se procedió a demoler la vivienda del farero que existía en su interior. Fue declarado conjunto histórico-artístico en 1978.
Es el único edificio románico conservado en el oriente de la región y por lo tanto el templo más antiguo de Castro Urdiales. Está ubicado en el cerro de Santa María junto a la iglesia de Santa María, en la parte posterior de la misma.Está en ruinas, aunque se han rehabilitado algunas de las paredes que aún permanecen en pie. Conserva el ábside completo y una buena parte de los muros. De la primera época son sus características románicas y las posteriores reformas son góticas. Se trata de una pequeña iglesia edificada a finales del siglo XII, aunque recibió posteriores reformas. Presenta una planta rectangular con tendencia ligeramente trapezoidal y ábside semicircular. La puerta se sitúa en el hastial y presenta arco apuntado. En el ábside se conserva una ventana abocinada. En el interior de la misma se pueden ver los arranques de la estructura nervada de la crucería que cubría la nave, sin duda construida en época posterior al resto de la iglesia. Ha sido realizada en mampostería, utilizándose la sillería en vanos y esquinales. Junto a la misma había una necrópolis de las que se hallaron varios sarcófagos de piedra y una estela discoidea de época medieval.
Es un templo de estilo gótico con amplias naves, elevadas bóvedas, arbotantes y contrafuertes que soportan el peso del edificio.Fue construida a principios del siglo XIII, bajo la protección del rey Alfonso VIII de Castilla. Si bien no se concluyó hasta el siglo XV. Corresponde a la época en que Castro Urdiales ostenta la preponderancia de los puertos del cantabrico y coincide además con un periodo de gran prosperidad económica a finales del siglo XIII. Esto permitió a Castro ser el puerto de Castilla y el punto escogido para el comercio con Francia, Inglaterra y Países Bajos. Los muros de la Iglesia padecen "el mal de la piedra", (nombre que se le da a una serie de patologías por las cuales se producen unas reacciones químicas que transforman la piedra en arena).​ Fue declarada Monumento histórico-artístico perteneciente al Tesoro Artístico Nacional mediante decreto de 3 de junio de 1931.Actualmente, está considerada como BIC (Bien de Interés Cultural), desde el 7 de agosto de 2002.
El edificio del Antiguo Matadero municipal, obra de Eladio Laredo, fue rehabilitado y es actualmente el centro musical Ángel García Basoco. Fue construido en 1899 en un estilo ecléctico (Neomudejar). Su estilo arquitectónico es fiel reflejo de las corrientes predominantes en la época. La construcción es de planta rectangular y posee dos alturas. Edificio muy sobrio en piedra y ladrillo. Destacan los decorativos arcos entrelazados del segundo piso, realizados en ladrillo, de estilo neomudéjar.
Está detrás de la plaza de toros al comienzo de la calle Subida a Campijo s/n. Tiene una capacidad para 16 plazas. Es exclusivo para peregrinos y no admite reservas. El número de teléfono es 34 620 608 118.

Kommentarer

    Du kan eller denne rute