Koordinater 914

Uploadet 10. april 2018

-
-
254 m
3 m
0
5,3
11
21,16 km

Vist 49 gange, downloadet 0 gange

tæt på Baltezana, Cantabria (España)

Comenzamos la entrada en la Comunidad de Cantabria pasando bajo los carteles de tráfico que anuncian los límites de la misma en la carretera N-634. Encaminamos nuestros pasos por el arcén pasando por en medio de dos gasolineras en dirección Oeste hacia la rotonda que se ve al fondo. Circunvalamos la misma y descendemos por la antigua nacional, hoy descongestionada de tráfico debido a la cercana autovía. No obstante conviene ir con cuidado porque el arcén es estrecho sobre manera al llegar abajo, zona en la que prácticamente desaparece.
Esta es la puerta de entrada en Cantabria. Preparamos nuestra aplicación para empezar a caminar.
Pasando por enmedio de las dos gasolineras llegamos a la rotonda. Que circunvalamos por la izquierda, para continuar de frente.
En la bajada se nos presenta al fondo y abajo el núcleo de ontón y de frente y a la derecha el mar cantábrico.
Al llegar a la parte más baja atravesamos el río Sabiote y aquí nos planteamos dos opciones: si giramos a la izquierda por la comarcal CA-540, estaremos utilizando el camino que desde muy antiguo se ha considerado el tradicionalmente utilizado por los peregrinos. (Esta es la opción que en nuestro Libro "TODOS LOS CAMINOS A SANTIAGO Y SANTO TORIBIO POR CANTABRIA", hemos designado como A y B) Si giramos a la derecha continuaremos por la N-634 hasta llega a la Playa de Dícido. (que es lo que denominamos C).
Si seguimos por la derecha iremos por la N-634, tal y como comentamos al hablar de la variante C. Pasaremos por delante de la Iglesia y continuaremos por todo el arcén de la carretera.
Para continuar nuestro itinerario A al llegar al cruce toamos la dirección de Baltezana.
A pocos metros de pasar por el cruce abandonamos esta comarcal por un camino carretero que entra por la derecha.
Ya empezamos a ver a nuestra diestra los restos de una antigua explotación minera
El camino continua por el Barrio del Manzanal perteneciente al pueblo de Baltezana. Siguiendo las flechas amarillas no tenemos pérdida. Un pequeño puente de piedra hoy en desuso nos indica la bondad del camino. Antiguamente este puente servía a los peregrinos para transitar por este camino que hoy circula paralelo al curso del río.
En el centro de la plaza encontraremos una fuente que bien nos vendrá para calmar nuestra sed y reponer nuestras cantimploras.
Debemos estar atentos porque nuevamente abandonamos la comarcal para introducirnos a la derecha.
Un poco más adelante tenemos un nuevo puente y continuando por el camino de la izquierda ascendemos por una bonita pista de tierra que nos lleva a encontrarnos nuevamente con la nacional S-500.
El camino vuelve a salir al encuentro de la comarcal.
Debemos continuar unos metros más por la carretera.
El camino para peregrinos a pie se introduce ahora a la izquierda por un eucaliptal. Hay flechas amirillas en las bifurcaciones para que nos nos perdamos. En realidad se trata de un atajo para no ir por la carretera general, y aunque es más corto, es bastante más pindio. Y en época de lluvias está algo embarrado, aunque se puede andar bien.
Abandonamos el camino terroso entre el bosque para salir a una pronunciada curva de la CA-523
Desde esta curva y a medida que vamos ascendiendo (si la altura de los árboles nos lo permite) podemos contemplar la línea del mar jugar a trazar una línea recta con el cielo en el horizonte.
Para llegar al alto debemos continuar caminando por la carretera. La distancia no es mucha y la pendiente tampoco.
Coronado el mismo continuamos bajando siempre tomando la dirección de nuestra diestra e ignorando las diferentes entradas a la otra mano. Este descenso nos lleva al pueblo de Otañes.
Al llegar a la parte más baja la carretera zigzaguea con curvas en algunos casos muy cerradas.
En el cruce con la senda ferroviaria cogemos esta en dirección norte, por lo que no llegamos a entrar en el núcleo poblacional de Otañes, y continuamos por la misma hasta el pueblo de Santullán.
Para poder observar de cerca el miliario hay que desviarse y entrar por el centro de la población de Otañes. El mismo se encuentra en una urna en la plaza del pueblo.
A lo largo de la vía verde encontramos una fuente muy útil y de agradecer por parte de los peregrinos.
Edificio que en su día fue la antigua estación de tren de Otañes.
A uno de los laterales de la Vía Verde se ha habilitado una zona con mesas y bancos donde poder descansar y reponer fuerzas.
Cerca de la estación encontramos también una zona con mesas y bancos.
Un camino cruza la Vía Verde. Debemos tener cuidado porque nosotros proseguimos de frente. por la Vía verde.
La vía verde salva el río Mioño por un puente.
Llegando a las primeras casas de Santullan, abandonamos la vía verde tomando una empinada subida a nuestra izquierda.
Cruzando la carretera llegamos a la iglesia de San Julián. Ahí un cartel nos recuerda la historia del pueblo y su vinculación con el camino de Santiago.
En la parte alta y justo antes de cruzar la carretera en dirección a la Iglesia de san Julián, nos encontramos con un edificio que en su día albergó las antiguas escuelas del pueblo y hoy es un centro social , con bar donde podemos avituallarnos si así lo necesitamos.
El tránsito por la mies de Santiago es tranquilo solo perturbado por el lejano ruido de la autovía.
Al dejar atrás las últimas casas de Santullan entramos en la mies de Santiago.
Caminar por la mies da tranquilidad. aunque en ocasiones el ruido de la autovía distraiga nuesttos pensamientos. Debemos ir atentos porque aunque no hay muchos cruces a veces nos podemos saltar alguna bifurcación y volver sobre nuestros pasos da mucha rabia.
El arroyo que discurre en esta zona es conocido por muchos lugareños como el arroyo de Santiago que riega la mies del mismo nombre.
Detrás de la Iglesia de Sámano nos encontramos con una fuente por si necesitamos del líquido elemento.
Hace unos pocos años, todavía podían verse las ruinas del antiguo hospital. Hoy han desaparecido. Por la cambera de la foto pasaba el camino que conducía al hospital
De nuevo volvemos a cruzar sobre el río Suma para poder continuar nuestro camino.
Salimos ahora a la comarcal que entra a Castro desde Sámano. Giramos a la derecha y continuamos por ella.
En esta rotonda los peregrinos que no deseen seguir el camino antiguo pueden entrar por el paseo Menendez Pelayo y cruzar la población por la antigua N-634 en dirección Santander. Nosotros continuaremos a la derecha hasta la playa.
En este punto se nos unen los peregrinos que hayan venido por la variante C
Cual antiguos peregrinos vamos bordeando todo el paseo que conduce hasta la Iglesia.
Según algunos historiadores su construcción data de la Baja Edad media. La ermita está construida sobre un peñasco rocoso, conocido como el Canto de Santa Ana. El edificio actual, es una reconstrucción realizada en 1941 sobre restos de edificaciones anteriores. Diversas excavaciones han dado como resultado diversas consideraciones históricas, como por ejemplo que además de haberse encontrado materiales del Solutrense (Paleolítico Superior), se pueden diferenciar doce fases constructivas, desde la época romana hasta la actualidad,. Aún se conservan los cimientos de los muros de las primeras épocas. Muy cerca podemos contemplar un puente en estilo gótico de un sólo arco y cuya función era la de servir de acceso a la ermita desde la loma donde se ubican el castillo y la Iglesia de Santa María. Existe una inscripción "MC 617" en la parte exterior sobre un sillar de piedra arenisca que probablemente corresponda a alguna fecha de reconstrucción.
Se desconoce la fecha exacta de su fundación. El actual edificio comenzó a levantarse en torno al siglo XII ( Si bien es muy probable que por su posición estratégica existiese una estructura defensiva mucho antes) y tras sufrir diversas modificaciones fue abandonado su uso en el siglo XVI. La estructura que hoy podemos contemplar comenzó su construcción en el siglo XII, sufriendo diversas modificaciones y adiciones y abandonándose en el siglo XVI. En el pasado siglo XX, con motivo de una restauración, se procedió a demoler la vivienda del farero que existía en su interior. Fue declarado conjunto histórico-artístico en 1978.
Uno de los pocos ejemplos del gótico en Cantabria.
Fuente en el centro de la población que nos permite saciar nuestra sed si no deseamos entrar en ningún establecimiento público.
El edificio del Antiguo Matadero municipal, obra de Eladio Laredo, fue rehabilitado y es actualmente el centro musical Ángel García Basoco. Fue construido en 1899 en un estilo ecléctico (Neomudejar). Su estilo arquitectónico es fiel reflejo de las corrientes predominantes en la época. La construcción es de planta rectangular y posee dos alturas. Edificio muy sobrio en piedra y ladrillo. Destacan los decorativos arcos entrelazados del segundo piso, realizados en ladrillo, de estilo neomudéjar.
Al final del paseo giramos a la izquierda para ir en busca de la nacional.
Está detrás de la plaza de toros al comienzo de la calle Subida a Campijo s/n. Tiene una capacidad para 16 plazas. Es exclusivo para peregrinos y no admite reservas. El número de teléfono es 34 620 608 118.

Kommentarer

    Du kan eller denne rute