Moving time  4 minutter

Tid  en time 3 minutter

Koordinater 28

Uploaded 2. oktober 2018

Recorded oktober 2018

-
-
156 m
140 m
0
0,0
0,1
0,19 km

Vist 21 gange, downloadet 0 gange

tæt på Cadouin, Nouvelle-Aquitaine (France)

Primer tranco de Oarso Arte Kultur Elkartea (tercera parte de tres).
La abadía de Cadouin tuvo gran importancia en el Medievo, por la posesión del genuino “santo sudario” de Cristo hasta que, en 1934, se demostró científicamente su falsedad. La “competencia” con Turín, que también tiene el santo sudario, era feroz. También había sudarios en Compiègne (desaparecido tras un “lavado demasiado agresivo”) y en Besançon, desparecido durante la Revolución Francesa. La abadía fue visitada por Leonor de Aquitana, Ricardo Corazón de León, San Luis, Blanca de Castilla y Carlos V.
Cadouin se sitúa en el camino jacobeo ‘lemovicensis’.
La decadencia de la abadía comenzó en la Guerra de los Cien años (1337-1453), y también sufrió por las Guerras de Religión y la Revolución.
La visita a la iglesia abacial, nos la guía Pablo. Al claustro, una guía francesa, de calidad y buen nivel de ‘spanish’ (lamento no recordar su nombre). Las fotos, del amigo Rafa, y mías.
Al salir, vemos frente a la iglesia un soberbio membrillo.
Impresiona por su monumentalidad y su escasa ornamentación. Es maciza y sobria, con la austeridad propia del Cister. Construida los siglos XII al XV y restaurada en el siglo XIX. Marcas de cañonazos en los muros exteriores. Destacan la iglesia, románica del siglo XII, consagrada en 1154, y el claustro, gótico flamígero (“flamboyant”) de finales del siglo XV. Su fachada refleja exteriormente las tres naves interiores: dos contrafuertes la dividen en tres sectores. El central tiene una sencilla portada de medio punto y un ventanal encima, del mismo estilo
Es una iglesia de tres naves, con un corto ‘transeptum’, en el que se abren tres ábsides, alineados con las naves. Los capiteles tienen también escasa decoración, excepto alguno vegetal, muy profuso y detallado. El techo es de bóvedas de cañón, y tiene cúpula sobre pechinas en el crucero. En el coro, un Calvario “retrofuturista”.
El claustro es una obra maestra de la arquitectura gótica flamígera. Centra el monasterio: al norte se encuentra la iglesia, al este la sala capitular y otras dependencias secundarias (sobre ella está el dormitorio), al poniente las dependencias de los conversos, a mediodía la cocina y el refectorio.
Capiteles con alegorías a los pecados capitales y a los peligros que acechan a los monjes, y un capitel tricéfalo (con cuatro ojos). Claves en la bóveda con escenas religiosas, como la Verónica.
El conjunto fue restaurado entre 1892 y 1945. Construido en piedra calcárea casi blanca, muestra capiteles y tracerías importantes.
Restos de “Anunciación”, pintura mural del s. XV en el hastial Sur, en la galería Norte o de la colación (Gabriel, casi destruido, por el relieve de la Pasión de Cristo y el asiento del abad; al otro lado, un monje muy alto, arrodillado). Más al sur, otro claustro centra otras dependencias auxiliares, y conserva un importante conjunto de escultura gótica, con las mismas tracerías de los ventanales, las claves de bóveda y los capiteles.
En el museo, el “santo sudario”, tela de lino y seda, de procedencia egipcia fatimí, de 1,15 x 2,80 m. (incluso tiene inscripciones cúficas que ayudan a fecharlo hacia el año 1100, y la estrella copta de ocho puntas, y frases como “No hay más dios que Alá”). Se piensa que esta pieza fue importada de Oriente en la época de la Primera Cruzada (1096-1099). Se expone desde 2005 en el museo. También, relicarios del Santo Sudario; el histórico, cofre de roble, cuero y metal, que estaba suspendido con cadenas, en el ábside de la iglesia, mediante un “cabestan” (cabrestante) de roble, similar al usado para mover los barcos.
Y el relicario nuevo, de 1866, con forma de iglesia románica (en bronce, latón, esmalte y cristal), que se abre por uno de los lados, para ver y tocar la tela. También se muestra un relicario con trozo de la cruz de Cristo, con certificado de autenticidad, que en 1852 regaló a Cadouin el obispo de Périgueux-Sarlat (de 1840 a 1860), Juan Bautista Amadeo Georges de Massonnais. Se expone en el museo desde 2012.

Kommentarer

    You can or this trail