Download

Afstand

29,86 km

Positiv højdeforskel

906 m

Sværhedsgrad

Moderat

Negativ højdeforskel

906 m

Max Højde

701 m

Trailrank

37

Min Højde

10 m

Rutetype

Løkke
  • Foto af Guriezo - El Juncal - Ermita Virgen de las Nieves
  • Foto af Guriezo - El Juncal - Ermita Virgen de las Nieves
  • Foto af Guriezo - El Juncal - Ermita Virgen de las Nieves
  • Foto af Guriezo - El Juncal - Ermita Virgen de las Nieves
  • Foto af Guriezo - El Juncal - Ermita Virgen de las Nieves
  • Foto af Guriezo - El Juncal - Ermita Virgen de las Nieves

Tid

2 timer 59 minutter

Koordinater

10768

Uploadet

19. november 2018

Optaget

november 2018
Vær den første til at klappe
Del
-
-
701 m
10 m
29,86 km

Vist 796 gange, downloadet 19 gange

tæt på El Puente, Cantabria (España)

Bonita ruta que ya realicé hace unos pocos años con la grupeta de Zoroak BTT y que aprovechando el buen pronóstico del tiempo para la zona, nos hemos animado a repetir. Se trata de una ruta corta, pero que en casi 30 kilómetros agrupa una larga subida, unos cientos de metros muy divertidos a través de un canal, un sendero junto al canal por un bosque impresionante, un par de rampones, una zona de descenso rocoso que obligará a echar pie a tierra y una rapidísima bajada pistera.

Iniciamos la ruta en el barrio de El Puente, en Guriezo, y recorremos por caminos secundarios y senderos los barrios de Carazón y Trebuesto. Aquí es donde empezaremos el largo ascenso que nos llevará hasta el embalse del Juncal. A mitad de la subida tomamos un desvío a la derecha que nos lleva a la central eléctrica de Piruquito, que sorprende por su arquitectura en piedra que le da aspecto de edificio histórico. Desde la central parte un canal que transporta agua hacia un depósito. Junto al canal se puede seguir un divertido sendero tapizado de hierba que al final nos sacará a una pista. Se trata de una subida de unos 8 kilómetros, bastante cómoda, salvo en un par de tramos que obligarán a dar un extra, pero nada exagerado. Una vez en el embalse aprovecharemos para hacer un pequeño descanso y comer algo mientras disfrutamos de las vistas.

Dejando atrás el pantano, continuamos por una pista hasta que llegamos al canal de conducción de agua del Juncal. Éste es un tramo bastante largo, serán unos dos kilómteros, que es preciso realizar por el interior del cauce, por el exterior sería muy peligroso y difícil, por lo que hay que esperar a una época seca para poder transitar por él sin que vaya muy cargado de agua. Las dos veces que he transitado con él llevaba algo de agua, pero poca cosa. El mayor problema es el abundante verdín que cubre el suelo, y que hace que la bici patine en cuanto giras la dirección o inclinas un poco la bici. Parece que se va sobre hielo. Pero con un pelín de cuidado se pasa sin problema. El canal tiene varios túneles escavados en la roca en los que debemos agacharnos para poder pasar, todo ello muy divertido.

Al finalizar la zona más rocosa el canal se interna en un hermoso bosque. Ahora el sendero es ciclable y transcurre paralelo al canal por un itinerario muy entretenido. Este sendero por el que atravesamos el bosque está especialmente bonito en otoño, ya que todo el camino está cubierto por las hojas de los árboles, unas vistas impresionantes. En este sendero llega un momento en el que tendremos que cruzar al otro lado del canal a través de "un puente" de tres tablones, y afrontaremos una rampa imposible que nos deja en un barrizal. Pasado este barrizal salimos a un cruce de caminos en el que tomamos una pista que asciende hacia la izquierda para subir al cordal de las Peñas de Fuente Fría, en la zona conocida como la ruta de los dólmenes, con unas impresionantes vistas.

Seguimos avanzando, y nos acercamos todo lo que podemos con la bici hasta la Ermita de las Nieves. Conseguimos llegar hasta la fuente situada a pies de la ermita tras superar un rampón que nos obliga a hacer el máximo esfuerzo de la jornada, durísimo. Tras hidratarnos empezamos el descenso, primero con una bajada muy vertical a través de una campa, y luego a través de una zona rocosa, buscando la zona ciclable, pero en la que al final tenemos que poner pie en tierra y andar unos metros. Tras esto, salimos a una pista que en rapidísimo descenso, nos lleva hasta el barrio de Landeral, y desde donde regresamos al punto de origen volviendo a pasar por la ribera del río Agüera, sitio que aprovecharemos para quitar un poco el barro a las bicis antes de meterlas en la furgoneta.

Resumiendo, ruta recomendable al 100%, con algún tramo técnico pero muy corto. Vistas impresionantes y tramos divertidísimos. Habrá que volver dentro de unos años,

Kommentarer

    Du kan eller denne rute