• Foto af ENKARTERRIKO PEDALAK en vivak
  • Foto af ENKARTERRIKO PEDALAK en vivak
  • Foto af ENKARTERRIKO PEDALAK en vivak
  • Foto af ENKARTERRIKO PEDALAK en vivak
  • Foto af ENKARTERRIKO PEDALAK en vivak
  • Foto af ENKARTERRIKO PEDALAK en vivak

Tid  2 dage 13 timer

Koordinater 30073

Uploadet 23. juni 2020

Optaget juni 2020

  • Bedømmelse

     
  • Information

     
  • Let at følge

     
  • Landskab

     
-
-
1.113 m
52 m
0
54
108
216,01 km

Vist 156 gange, downloadet 4 gange

tæt på Bezi, País Vasco (España)

Poderosa ruta por los paisajes rurales del poniente vizcaíno. La región natural de Las Encartaciones hecha en autosuficiencia con los hermanos del pedal fácil Aquí hay BTTema, garantía de aventura. Tres días a full por los montes vascos con las bicis cargadas con todo lo necesario para comer y dormir. Petates, trasportines, mochilas..., caracoles rodantes... Una aventura escrita a fuego en las imposibles cuestas de subida y de bajada. La Euskadi rural nos abrazó con su belleza sin igual y la simpatía de sus gentes.
DÍA UNO
Hemos llegado a Traslaviña-Artzentales a las 2 de la madrugada. Tiramos los sacos en la antigua estación del Tren de Hierro y dormimos abducidos por el intermitente zumbido de un radiador colgado de la pared del vetusto edificio. Por la mañana con todo recogido nos acercamos al pueblo, y en su Batzoki- Casa del Pueblo desayunamos rodeados de una multitud de ciclistas carreteros.
La salida del pueblo en subida. Dura. Y de bruces con el calor y la humedad. Mucho. El asfalto deja paso a las pistas, y éstas a otras más rotas y empinadas. Será el devenir de nuestros días euskaldunos.
Ganamos el primer alto, El Ventoso. Las vistas excepcionales. Verde hasta donde alcanza la vista, vacas, caballos, y aquí también el mar Cantábrico a lo lejos. Luego una descomunal bajada donde alguno de nosotros vuela. Peligro peligro!! En el valle cruzamos el pueblecito de Trucios y otros y al tiempo entramos en el Parque Natural de Armañón, que guarda muchas maravillas y entre ellas la Cueva de Pozalagua, en cuyo bar nos dan de comer.
Levantamos la mesa literalmente rodando por una espectacular senda vertical. Al loro porque tiene dos puertas que sólo se pueden salvar pasando las bicis por encima de la valla de alambres. Las fotos y de últimas caemos a Ambasaguas, en cuyo bar compramos algo de comida para la noche. Aún nos queda un enorme tachuelón, una pared en toda regla, como tantas y tantas que nos encontraremos en nuestro periplo vasco. Con la noche cayendo ganamos el Alto de Ubal, y por asfalto a tumba abierta caemos a Lanestosa. Algún km antes, en el pueblecito semiabandonado de Sangrices, vemos en la plaza un soportal, que haremos nuestro para pasar la noche. Las sopas, las cañas de lomo, el chocolate, las risas..., y los ronquidos jeje.
DÍA DOS
La noche perfecta y a la mañana el desayuno y recogemos el campamento. En una volada nos metemos en el pintoresco pueblo de Lanestosa que aún duerme. En el bar desayunamos de nuevo y la charla con el cantinero, que nos habla de tiempos pasados, en los que la villa fue puerto seco de Castilla. Una joya de pueblo y de cantinero.
Ya en marcha enseguida comenzamos la ascensión al Pico de la Cabezuela y más adelante a Peñalta, donde platicamos con unos vascos de la Diputación Foral de Bizkaia. Muy simpáticos, nos ofrecen agua, que nos salvará en la muy salvaje jornada que aún estaba por llegar.
Estamos en los Montes de Ordunte, que hacen de divisoria con la Meseta, con Castilla. Por el lado burgalés avanzamos alucinados por las impactantes vistas del Valle de Mena. El recorrido es un continuo rompepiernas, con subidones y bajadones interminables. El agua que nos dieron los amigos vascos hace tiempo se evaporó, y las pocas fuentes que hay en nuestro camino están secas!! Nunca bajamos de la montaña y de últimas volvemos a entrar en Euskadi ganando el Alto de Kolitza, con su bella ermita de San Sebastián y su historia reciente de sangre y fuego en la Guerra Civil. Descansamos un rato en su sacra sombra y la bajada la hacemos por la senda para caminantes. Dura durísima, casi vertical, y a media bajada una estupenda fuente donde aplacamos la sed. Más abajo la senda se convierte en camino y volamos al valle donde nos espera el bello pueblo medieval de Balmaseda, con su llamativo puente alminado y sus viejas calles llenas de vida. Es muy tarde y los bares cerrados. En un kebab saciamos el hambre y en un Eroski compramos algo de condumio de la cena. Con mucho calor aún salimos de la Villa en subida, y rápido el alquitrán deja paso a la pista y al tiempo a la pared vertical para ganar el Alto de Trasmosomos y luego el Alto de El Torco. Luego una durísima bajada en la que vamos con mucho cuidado; bolsas y petates no son buenos compañeros en estas peligrosas trialeras. Hemos entrado de nuevo en tierras burgalesas, y abajo vadeamos el Río de Ayega. Del otro lado se abre una estupenda campa verde rodeada de inmensos árboles. Con la noche en ciernes decidimos plantar el vivac. Mientras nos lavamos en el río aparece un hombre ensangrentado y algo bastante aturdido y desorientado. Nos dice que cayó a unas zarzas intentando atajar en su caminata. Le curamos y sigue su camino, un camino en el que le caerá enseguida la negra noche en unos bosques que dan miedo!! Nosotros cerramos la cena y las risas y con las fundas de vivac puestas para intentar aplacar la enorme humedad, dormimos como si no hubiese un mañana.
DÍA TRES
Con las primeras luces ya se oye ruido en el campamento. Y golpes!! Es Pro golpeándome para que deje de roncar. Diossss cuánto lo amo!!👹 Las bicis cargadas ponemos rumbo río arriba en busca de la Villa alavesa de Artziniega. La pista junto al río nos traga por momentos con los enormes barrizales, y más adelante atravesamos una senda en subida desaparecida por las zarzas. Durísimo el avance que parece no tener fin. De últimas ganamos un alto y la senda que ensancha, y abre camino, y más adelante alguna casa y brea, y abajo un cruce y por sabana de seda una potente bajada que nos mete en la bella villa. ¡Casi dos horas para 6kms!! En el pueblo, junto al espléndido frontón, el bar donde desayunamos por segunda vez jeje. De charla con ciclistas de la zona, los pinchos magníficos. Paseamos luego el casco antiguo del pueblo y salimos por asfalto un buen rato hasta entrar en Bizkaia. Estamos en El Valle de Gordexola y al dejar el río el mismo mantra: rápido desaparece el asfalto, y al tiempo el camino que se complica y de qué manera!! Luego le tiramos un tiempo por pistas a media ladera y algunas bajadas rápidas. El calor aprieta y en un caserío desaparece el track. Preguntamos y nos dicen que hay que pasar una cancela y por el camino viejo de la ermita de Santa Águeda caemos a Okendo. El sendero ha sido sencillamente espectacular, y ya abajo, al ir a salir a la carretera, un paso a nivel, un cartel de Propiedad Privada, y la dueña que nos echa el sermón. Nos disculpamos de la mejor manera y se abre a contarnos algunas batallas. Mataría por estos momentos...
De nuevo en marcha camino del pueblo de Sodupe con un calor ciego y algún repecho que parte el grupo. Cuando entramos en la Villa nos vamos directos al Batzoki. Pura lujuria los platos de comida. Por cantidad y por calidad. Y por precio!! Menú de 10€ que en Alicante no habría bajado de 30€. La tarde con un calor plomizo, que te aplasta, cuando salimos del batzoki. Junto al río hasta el pueblo de Güeñes y luego el mantra: subidón tras subidón tras subidón, y siempre cada vez con el firme más chungo! En una curva echamos la microsiesta y luego chino-chano ganando altura. Con muchísimo esfuerzo ganamos los picos de La Cruz y Gasteran. Los bellos paisajes. Entramos en un bosque tan cerrado que se nos hace de noche. Impresionante!! Enormes raíces inundan las sendas y los caminos. Aparece abajo en la distancia la enorme Ría del Nervión. Algún despiste, algún transportín roto, alguna fuente, y de últimas un bajadón del 18!! A tumba abierta caemos durante kms. Y abajo justo entramos en la Vía Verde de Hierro, que nos ha de llevar a la Estación de Traslaviña para cerrar la Enkarterriko. Será un último esfuerzo muy duro. Primero porque la dirección no está clara y damos un buen tiempo tumbos sin sentido, perdidos. Y luego porque, una vez aclarado el entuerto del camino a seguir, la vía verde resulta tener varias paredes, cortas pero paredes, que acaban con nuestras ya exiguas fuerzas. A todo esto la noche cerrada nos acompaña desde hace tiempo, llegando al punto de partida casi a media noche.
Los abrazos, las fotos, las bicis desmontadas en los coches, la última cena de vivac y nos aprestamos para dormir bajo en intermitente zumbido del radiador. La ENKARTERRIKO PEDALAK ya es historia.

Vis mere external

6 kommentarer

  • Foto af mantecado

    mantecado 26-06-2020

    ¡COLOSAL! SOLO APTA PARA ESFORZADOS Y AVENTUREROS COMO VOSOTROS

  • Foto af Malgus Petix

    Malgus Petix 26-06-2020

    Jeg har fulgt denne rute  Vis mere

    Ruta muy dura..para hacerla una sola vez en la vida...pero espectacular...absolutamente recomendable si no te asusta escalar con la bici

  • Foto af Protma

    Protma 26-06-2020

    Jeg har fulgt denne rute  Vis mere

    Ruta simplemente espectacular!!!... Tanto las subidas como las bajadas son del mismo estilo... Empiezan muy suaves con buen terreno, ya sea asfalto, pista, hormigón... De ahí al 15% sin piedad con suelo decente, continúan al 20% con suelo regular y siempre terminan en un 25%, o algo más en muchas ocasiones, con suelo muy muy técnico para subir o bajar... Piedras sueltas, escalones, raíces, etc...

    Pero si te gusta el "pan tostao" esta es tu ruta... jejeje

  • Foto af pepemaquibicis

    pepemaquibicis 26-06-2020

    Chapeau campeones. Os tengo envidia sana.

  • Foto af Capitan pedales09

    Capitan pedales09 27-06-2020

    Jeg har fulgt denne rute  Vis mere

    Ruta fantástica para MTB. Subidas largas y con fuertes pendientes en especial las ultimas partes y las bajadas con cuidado y disfrutadas a tope. Hay escasez de fuentes en algunas zonas altas por lo que si el calor aprieta llevar algo más de agua.

  • Foto af cancerbero01

    cancerbero01 27-06-2020

    Jeg har fulgt denne rute  Vis mere

    Espectacular. Buenas suuubidas y rápidas bajadas muy técnicas. Ojo al calor. Tiradas largas sin tocar pueblos con tiendas o bares. En los puntos altos pocas fuentes con agua.

    Si llueve algunos tramos se volverán muy complicados.

    Chulísima.. para repetir.

Du kan eller denne rute