Tid  5 timer 40 minutter

Koordinater 983

Uploadet 31. marts 2014

Optaget marts 2014

  • Bedømmelse

     
  • Information

     
  • Let at følge

     
  • Landskab

     
-
-
149 m
20 m
0
8,7
17
34,73 km

Vist 2825 gange, downloadet 91 gange

tæt på Xirivella, Valencia (España)

Estoy bajo amenazas de coger el teclado y metérmelo por dicha sea la parte si narro las peripecias que ocurrieron la semana pasada, pero como escribiendo soy mucho más temerario que bajando cuestas prefiero no achantarme. Más vale pedir perdón que pedir permiso. Esto fue lo que pasó...

La ruta que se planeó la semana pasada parecía ser épica. Una marcha rodando kilómetros por la serranía del Túria, pasando por Chelva y Tuéjar. Sin embargo la previsión del tiempo avisaba de que iban a caer chuzos de punta y por lo tanto se sustituyó por una vuelta por el cercano Vedat de Torrent, donde hay cuestas y senderos para aburrir y está a dos pasos de casa. Así, si hay que batirse en retirada, en un momento estás a cubierto.

Tras reunirnos en nuestro punto habitual y subir a Torrent, comenzamos la ruta dirigiéndonos al paraje de El Conill. No habíamos prácticamente empezado a rodar fuera de asfalto cuando sucedió el incidente que trastocó los planes que llevábamos. Como dije unos días antes por el güasap, «una ruta sin incidentes ni contratiempos no es una ruta, sino bajar a comprar el pan». Esa son las típicas frases que luego recuerdas para pensar en lo guapo que estás cuando te callas a tiempo.

Primera rampita de la mañana, fácilmente evitable desviándose diez metros a la izquierda. Sube Paco Jorge y se para justo al final. Llega Ramón por detrás y no le da tiempo a frenar. ¡Zas! Afortunadamente no hay caída ni daño alguno, pero la rueda trasera de Paco se ha llevado una leche de campeonato. Era como un Lamborghini embestido por un Mercedes de los años setenta. El cable del cambio se sale de las guías pero parece que no se ha roto. La rueda, girada como un ocho y con varios radios doblados e irrecuperables. Para el común de los mortales esto supone la vuelta a casa, sin más, pero este grupo cuenta con mecánicos de excepción. No hay que dudar de la pericia de Guillermo o Vicente. Mientras que para mí el colmo de la previsión es llevar una cámara, el bombín y tres desmontables, ellos llevan instrumentos tan diversos como tronchacadenas, eslabones rápidos, cables de freno o llaves de radio. Y por supuesto, las siempre útiles bridas.

Nos llevó veinte minutos la intentona. Al principio apretábamos o soltábamos los radios siguiendo un cierto sentido. Cuando vimos que la rueda no se centraba ni a la de tres, comenzamos a apretar radios a la ligera. Lo mejor que pudimos conseguir fue una bicicleta inestable que hacía parecer que Paco estaba bailando la danza del vientre montado en la bici. Y eso, sin duda, es algo que merece la pena ver en directo. Así no podía continuar. Estábamos a cien metros de Torrent pero aún era muy pronto. Al final, como lo importante es pasarlo bien y vivir juntos las aventuras nos fuimos todos a almorzar antes de tiempo y a esperar que abriesen a las diez el taller de bicis.

¿Habéis probado a beberos una cerveza bien fría acompañada de una ensalada de pasta en una terraza a las nueve de la mañana, con más frío que en la peli de Doctor Zhivago y un viento que tiraba de espaldas? Yo ahora sí. Aquello más que un almuerzo era desayunar de nuevo y sin hambre. Por suerte he desarrollado el instinto de supervivencia perruno consistente en comer sin apetito hasta acabar el plato o reventar. Por fin abren la tienda y en un rato sale victorioso Paco con una rueda nueva.

De nuevo en marcha, volvemos a meternos en el Vedat pasadas las once. Probablemente no acabaríamos la ruta que habíamos planificado, pero aún quedaba mucha mañana para disfrutar. Algunas sendas y piedras más adelante sucedió lo que Iker Jiménez definiría como «una casualidad sólo explicable mediante la intervención extraterrestre… O del chupacabras». Paco ha pinchado. La rueda de atrás. Otra vez. De cachondeo nos tocó parar de nuevo y cambiar la cámara. Por suerte este tipo de averías se resuelven en un momento. Fue entonces cuando nos dimos cuenta de que el cierre rápido del eje que tenía la rueda no era el que llevaba antes. Tocará pasar a por él antes de que la tienda cierre.

El Vedat tiene acondicionada una zona para los que practican lo que en términos coloquiales se conoce como «hacer mucho el cabra con la bici». Bajadas por rampas impracticables de varios metros, trampolines, peraltes exagerados… Muchos de nosotros lo único que hicimos con las rampas fue bajarlas con la bici a cuestas. Sin embargo, los más intrépidos sí se aventuraron. La bajada es tan tremenda que no sé si el verbo adecuado para describirlo es «bajarlas» o «tirarse». De todos modos el peligro a veces se esconde en el sitio menos pensado. Al pasar bajo unas ramas se me atascó una en uno de los agujeros del casco. Llego a pasar un poco más rápido y me quedo colgando del árbol.

Ya empezaba a ser una hora prudente para pensar en dar media vuelta. En un claro de la pinada donde había unos cuantos juegos infantiles en los que Ramón y yo no pudimos resistir a colgarnos decidimos dar media vuelta para volver al punto de partida por el mismo camino que llevábamos recorrido hasta el momento. Ya de vuelta en Torrent nos quedaba parar de nuevo en el taller a recuperar el cierre del eje y salir a Valencia en una de las rutas con el «almuerzo» más largo que recuerdo.

Tras enterarme de que el domingo Rafeta tuvo un accidente con un coche que afortunadamente no fue más que un susto, o que a Damián dentro de poco tendrán que operarlo de nuevo del codo a causa de su caída no dejo de pensar que ojalá todos los problemas e imprevistos que tengamos en una salida se puedan arreglar en un par de horas y una llanta nueva.

http://www.elotrocuaderno.blogspot.com.es/
https://www.facebook.com/pages/El-Perro-Verde-btt/346482428780858
Waypoint

Reparando la bici de Paco

Provisioning

Redesayunando

Waypoint

Tienda de bicis

Waypoint

Entrada de Torrent

Waypoint

De vuelta a Torrent

Waypoint

Reparando el pinchazo

Waypoint

Circuito BTT

Picnic

Claro de la pinada

2 kommentarer

Du kan eller denne rute