Tid  4 timer 11 minutter

Koordinater 974

Uploaded 1. oktober 2015

Recorded september 2015

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
1.019 m
987 m
0
8,4
17
33,74 km

Vist 1631 gange, downloadet 141 gange

tæt på Gallocanta, Aragón (España)

Hoy nos acercamos hasta la población de Gallocanta, para hacer un recorrido circular, que nos permite recorrer, una de las lagunas más extensas de España, y la de mayor de Aragón.

Para llegar a Gallocanta, cogemos la autovía A-23 hasta la salida 210, por la que enlazamos con la N-234, a la altura de la población de Daroca. Sin entrar en dicha población, la rodeamos por la A-211, por la que continuamos hasta alcanzar el desvío hacia Gallocanta.

Una vez en Gallocanta, cruzamos todo el pueblo, seguimos hacia Berrueco durante medio kilómetro, hasta que llegamos al Centro de Interpretación, y exposiciones, de dicha localidad, en cuyo aparcamiento dejamos la furgoneta.

Desde este lugar, iniciamos el recorrido circular, salimos a la carretera dirección Berrueco, y seguimos por ella durante trescientos metros, hasta que alcanzamos una pista de tierra, marcada en su inicio con un poste indicador.

En este lugar, abandonamos la carretera, giramos a la derecha, y enlazamos con un amplio camino de tierra, con buen firme, conocido como el camino de la cantera, por el que nos vamos acercando al vaso principal de la Laguna de Gallocanta.

De vez en cuando, el camino se bifurca en dos, nosotros tomamos siempre el camino de la derecha, que va bordeando el vaso lagunar, a cierta distancia de este, lo que no nos permite tener una buena vista de laguna, que se encuentra seca, debido a que tanto el verano, como el inicio del otoño, han sido escaso en precipitaciones.

Cuando llevamos recorridos cinco kilómetros, llegamos al punto donde la circular más se aproxima al vaso de la laguna, conocido como el Balsón de Tobeñas y que es una de las zonas más profundas de la laguna.

Tras la pausa, nos subimos de nuevo a las bicis, seguimos pedaleando por un cómodo camino, prácticamente llano, y sin viento, lo que nos permite avanzar, sin apenas esfuerzo, dejando poco a poco el vaso principal de la laguna, y alcanzando la zona de los Lagunazos, que como el resto se encuentran secos, ya que es una laguna endorreica.

Pasados unos campos de girasoles, abandonamos por unos minutos el camino principal, y tomamos un desvío a mano derecha, por el que en medio kilómetro alcanzamos el observatorio del Cañizal, donde hacemos la primera parada.

De vuelta al camino principal, continuamos pedaleando, alcanzamos una nueva bifurcación, perfectamente señalizada, y tomamos el camino de la derecha, por el que salimos a la carretera comarcal, dirección Bello, por la que avanzamos durante cinco kilómetros, pasando junto al Centro de Interpretación de la Laguna de Gallocanta.

Una vez alcanzamos la población de Bello, a la altura de un pequeño parque, abandonamos la carretera, giramos a la derecha, y enlazamos con el Camino de las Hoyuelas, donde nos encontramos los primeros árboles de la jornada, aunque el tramo es tan corto, que apenas podemos disfrutar de la sombra.

Nada más dejarlo atrás, proseguimos por amplio camino de tierra, totalmente llano dirección NE, hasta alcanzar de nuevo la zona de los Lagunazos, donde se encuentra una pequeña balsa, conocida como el Navajo de las Hoyuelas, que conserva algo de agua.

En este punto, aprovechamos para hacer una breve parada, después seguimos por una larga recta, paralelos al vaso principal de la Laguna de Gallocanta, durante un par de kilómetros, hasta que tras un giro a la izquierda, alcanzamos un cruce de caminos, justo en el punto en el que se ubican las Parideras de la Pardina.

De entre todos los caminos, tomamos el que cruza por medio de las parideras, conocida como el Camino de Used, por el que no tardamos en alcanzar el Observatorio de la Reguera, en el que sin duda además de las vistas de la laguna, destaca un espeso carrizal, en el que se refugian distintos tipos de aves.

Aprovechando la sombra que nos ofrece la caseta del observatorio, hacemos una tercera parada, después continuamos por cómodo camino, alejándonos poco a poco del vaso principal de la laguna, tomando como referencia la cercana población de Las Cuerlas, a la que no llegamos a entrar, pero que pasamos a poco más de cien metros, del núcleo urbano.

Siguiendo el camino, tenemos la oportunidad de visitar la ermita de San Pedro, nosotros desechamos está opción, y continuamos rectos por el camino principal, hasta alcanzar una nueva bifurcación, ya cerca de la Ermita de la Virgen del Buen Acuerdo.

En este punto, podemos seguir rectos hacia la Ermita, o dar un pequeño rodeo para ir al observatorio de los Ojos, opción que escogemos, así que giramos a la derecha, y descendemos suavemente durante algo más de medio kilómetro, hasta el Observatorio de los Ojos, donde hacemos una nueva parada.

Tras la pausa, regresamos de nuevo al camino, seguimos unos metros dirección NE, hasta que giramos a la izquierda, y comenzamos a ascender suavemente hacia la Ermita románica de la Virgen del Buen Acuerdo, a la que llegamos en apenas cinco minutos.

Alrededor de la ermita, hay una zona con mesas y bancos para hacer picnic, como hace bastante calor, y desde aquí ya podemos ver la población de Gallocanta, a un kilómetro en línea recta, decidimos continuar con la marcha, así que casi sin detenernos seguimos pedaleando, ahora en fuerte descenso, en busca del observatorio de los Aguanares, ubicado junto a la laguna, en una zona bastante húmeda, que la hace ser un pequeño oasis en medio del desierto, y que se encuentra muy cerca de la zona de descanso de las Gruyas, aunque como nos hemos adelantado un par de semanas a su llegada, nos quedamos con las ganas de verlas.

Visitado este último observatorio, regresamos al camino principal, por el que pedaleamos durante medio kilómetro hasta llegar a las estribaciones de Gallocanta, donde nos detenemos en un área recreativa con fuente, y buena sombra para comer plácidamente.

Después, salimos al camino principal, donde cambiamos la tierra por el asfalto, y pedaleamos los últimos metros, por las estribaciones de Gallocanta, hasta alcanzar de nuevo el Centro de Interpretación de la Laguna de Gallocanta, donde cerramos el circulo, un poco desilusionados, ya que la laguna estaba seca, y bastante despoblada de aves, así que habrá que volver más entrado el otoño, para disfrutarla con agua, y con las grullas.

1 comment

  • Foto af Robersabi

    Robersabi 18-06-2018

    I have followed this trail  verificeres  View more

    Ruta muy fácil de seguir. Bordeando la Laguna, nosotros hemos empezado desde Bello pero ningún problema.
    Gracias!

You can or this trail