-
-
2.912 m
1.301 m
0
113
226
452,03 km

Vist 122 gange, downloadet 9 gange

tæt på Azrou, Fès-Meknès (Morocco)

Espectacular recorrido que parte del corazón del Atlas Medio para cruzar el Alto Atlas desde Midelt hasta la Garganta del Dadès.
La ruta está dividida en 5 etapas en las que se combinan tramos de pista, senderos, cauces de ríos secos (o no) y carretera.

La primera etapa parte de Azrou para atravesar su fantástico Bosque de Cedros; recomendamos no parar en los parking de la carretera y continuar por la pista de tierra dónde se disfrutará con mucha más tranquilidad de cedros y monos.
Durante los siguientes kilómetros rodaremos por pistas a unos 2000m de altura, cruzando innumerables rebaños de ovejas por los cuales es preferible reducir notablemente la velocidad ya que los perros pastores no toleran en exceso las bicicletas. Por último llegamos al Lago Sidi Ali (2100m), cruzando Bou Anguer; ambos lugares merecen una foto.

El segundo día rodeamos el lago para comenzar la ascensión por el lado contrario al que llegamos el día anterior, la pista mantiene una pendiente constante y no muy elevada. El terreno es suelto con mucha piedra que dificulta el ascenso. La bajada es preciosa pero dura físicamente ya que no hay camino ni nada establecido. El cauce de un río y el terreno endurecido a veces por el paso de las mulas serán nuestra referencia.
Son casi 30km en los que, a veces, se avanza como el rayo y otra veces se empuja la bici a velocidades eternas. Es conveniente llevar todo el agua que se vaya a necesitar ya que lo único que encontramos fue un pozo de dudosa potabilidad. Los últimos 40km se hacen por carretera prácticamente en bajada hasta Midelt.

El tercer día será el que nos introduzca de lleno en el Atlas Medio a través del Circo de Jaffar, lo que implica una bajada considerable de temperatura y maravillosas vistas. Tras el circo rodamos por pistas rápidas hasta coger la carretera.
Aunque en Internet cuesta encontrar alojamientos en la zona; tanto Tagoudit como Agoudim y aldeas posteriores; poseen albergues de familias bereberes en los que poder cenar, darse una ducha y dormir.

La cuarta etapa fue a la postre la más dura, ya que nosotros a la entrada de Imilchil decidimos tomar la pista que sube a los lagos de los amantes Isli y Tislit, con la consiguiente suma de kilómetros y desnivel.
Salimos de Tagoudit continuando la carretera, pronto pasamos Agoudim y nos disponemos a subir el primer puerto del día; un puerto corto y agradable que nos permite ir charlando y que no tendrá mucho más de 300m de desnivel. De ahí una bajada a Anemzi* y rápido se llega a un cruce de la carretera sobre un río, justo antes del puente se observa un camino realizado por las mulas de los leñadores, el cual será el camino que seguiremos. Tal vez nos crucemos con lugareños que nos dirán que está cerrado el camino así que, educadamente, se les dice que vas a dar un paseo y continuas. Realmente es cierto, el camino hace años que desapareció, lo que conlleva que nosotros tardásemos más de 2h en 20km.
El cañón constaba de una pista por su margen derecho que sucesivas crecidas del río han ido arrasando, así que hay veces que se puede rodar por el camino que hacen las mulas, veces que se rueda por las piedras que flanquean el cauce y otras que directamente lo mejor es ir por el cauce (por suerte no hacía mucho frío).
En Anfgou salimos del cañón y pronto recuperamos la carretera, que como el día anterior no tiene apenas tráfico. Se ha de subir un puerto de pendientes cómodas pero que por el viento se nos hizo muy molesto, de ahí a Imilchil sólo es disfrutar del paisaje.

*El mapa de Wikiloc sitúa mal este pueblo ya que lo ubica dentro del cañón y está fuera (3km antes).

Quinto y último día, abandonamos el Atlas. El Atlas Medio está separado del Anti-Atlas por el Valle del Draa, hacia él se abren infinidad de valles y gargantas, dos de las más espectaculares son las del Todra y las del Dadès. Ambas se pueden recorrer tomando caminos distintos en un cruce en Agoudal. Nosotros decidimos rodar hacia el Dadès por no haber estado nunca.
El camino de Imilchil a Agoudal es en esencia un falso llano, en el que subimos de los 2119m de uno a los 2350m del otro, surcando valles y disfrutando de los colores de la roca. Tras esta población tomamos una pista de tierra para coronar un puerto a unos 2700-2800m de altitud. Lo que se dibuja como una bajada acaba siendo una trampa que corona a poco más de 2900m y, a partir de ahí, un descenso increíble por pista (ojo tráfico de 4x4). El descenso comienza paralelo a la montaña descendiendo suavemente para girar a la izquierda rodeando un mirador y bajar bruscamente dibujando Z en dos zonas bien diferenciadas; tras las segundas llegamos al valle y la carretera. La bajada no ha acabado, sólo ha cambiado de tramo pero todavía quedan 85km de valle (en nuestro caso 58km).
El valle desciende cruzando huertas y poblados, aunque de vez en cuando la carretera pica hacia arriba para sortear los tramos más angostos de la Garganta.
Se trata de una zona maravillosa para hacer senderismo (igual que todo el Atlas).

#Para más detalle recomendamos ver cada etapa por separado en nuestras rutas.

Kommentarer

    Du kan eller denne rute