Moving time  2 timer 51 minutter

Tid  3 timer 44 minutter

Koordinater 5146

Uploadet 17. april 2018

Optaget april 2018

  • Bedømmelse

     
  • Information

     
  • Let at følge

     
  • Landskab

     
-
-
428 m
6 m
0
9,3
19
37,15 km

Vist 462 gange, downloadet 22 gange

tæt på Kostorbe, País Vasco (España)

En el TOPO (cómodo medio de transporte), hemos salido de la Estación de Amara a las 10.15, dirección Hendaia. A las 11.50 hemos llegado a la estación de Ficoba. Desde ahí, empalmamos con la vía verde del Bidasoa y salimos en Vera de Bidasoa, atravesando por un puente el río Bidasoa, tomamos a la izquierda y por la N-121-A, recorriendo aprox. 500 metros, tomamos una pista, a la derecha, en dirección a Ibardin. Esta pista es conocida como la "senda de los patos", a causa de las incesantes lluvias de estos días y la entresaca y transporte por camiones, parte del camino estaba inpracticable por la acumulación de barro, barro, barro. Echando pie a tierra, incluso hemos tenido que "sortear" un árbol que atravesaba la calzada de lado a lado, finalmente hemos llegado hasta las Ventas de Ibardin. Desde ese lugar disfrutamos de unas maravillosas vistas de mar y montaña. Nuestro guía de hoy Charly, nos ha llevado a un paraje paradisíaco, para nosotros totalmente desconocido hasta hoy, el lago Xoldokogaina -pantano artificial construído en 1928, para suministro de agua a la zona labortana-, desde ese lugar hemos bajado por una pista ciclable y, luego por caminos asfaltados, hemos llegado a Behobia y atravesando el puente de Santiago, hemos hecho parada y fonda en el restaurante Mikel.
Hoy hemos sido tres los compañeros del Eguzki: Charly, Txema y Jos.

Anexo:El tour del lago


El collado de Ibardin es un paraje cargado de historia. De pastores, de contrabandistas, de fugitivos y de guerra. Por aquí pasaron invasores y retiraron ejércitos; la Werhmacht edificó búnkeres y patrulló los altos durante la II Guerra Mundial. Cuentan al otro lado, en Sara, que cuando los alemanes se fueron abandonaron a sus perros alsacianos, que se asilvestraron y hubo que abatirlos como alimañas.
PISTAS

Cómo llegar: Desde Irun, tomar, N-121ª, Bera. NA-1310 a Ibardin. Para regresar por Francia, seguimos el cruce de Helboure y el peaje de Urrugne, que nos lleva a la muga.
Este vaivén de viajeros no pasó desapercibido a los comerciantes de Bera. Así, en el año 1956, se instaló la primera venta -palabra que comprende a un hotel con restaurante y tienda- en el collado. Fue la Venta Peio, que aún resiste. Era época de aduana con paso restringido y con cuentagotas. Para que los franceses llegaran sin problemas bajaron la frontera a Bera y quedó instalada frente a Itzea, la casa de los Baroja.
Del collado de Ibardin parten varios senderos señalados como GR y PR. El más frecuentado por cómodo y atractivo es el Tour del lago de Xoldokogaina, ideal para hacerla en familia. Comenzamos la marcha en el gran aparcamiento de Ibardin, situado debajo de las Ventas. Hay que llegar a la caseta de información (abre en julio y agosto) y entrar en la pista de grava.
Caminamos con soltura en descenso, por monte arbolado. Las plantaciones de pinos y abetos se alternan con robles. Queda a un lado un parque de aventura y tras una curva la pista recorre una solana donde proliferan los acebos y los abedules. También hay arces, avellanos, endrinos y robles.
Pottokas y cabras
Alcanzamos un cruce, que sube por la izquierda a Ibardin, pero bajamos por la derecha, un corto tramo desde donde ya se divisa el lago. Antes hemos pasado junto a la fuente des Canards -los patos-. Xoldokogaina brilla en el centro de una cubeta rodeada por el bosque. La ladera herbosa de Xoldomendi oculta el horizonte.
El hogar de los Baroja
Bera aparece como una villa luminosa y florida. El barrio antiguo ocupa una vega regada por el río Bidasoa y el arroyo Zia alrededor de la iglesia de San Esteban. En del casco urbano debemos visitar en primer lugar la Casa Consistorial, un edificio barroco con murales policromadas que confieren a la fachada un aire singular. Los dibujos son obra de Julio Caro Baroja. Dejamos para el final Itzea, la casa de la familia Baroja, edificada en la segunda mitad del siglo XVII. Destaca el alero doble de madera, del modelo renacentista frecuente en los palacios navarros de comienzos del XVII. Lo adquirió en 1912 Pío Baroja a una familia que emigró a Argentina. Allí desarrollaron gran parte de su obra Carmen, Pío y Ricardo Baroja, así como su sobrino Julio Caro Baroja. Desde fuera (Itzea no está abierta al público) podemos contemplar las losas del paseo y el portón de entrada. Al otro lado del arroyo se encuentra la estela funeraria que esculpió Oteiza en memoria de Pío Baroja, fallecido en 1956.
Alcanzamos un rellano (0h.30'+). Un robledal oscuro sirve de refugio a una manada de pottokak, una de las muchas que sorprenderemos en el paseo. Un letrero informa que por la derecha la pista de grava baja al 'ravin d'Arola' (torrente de Arola) y al lago. Iremos de frente por la denominada 'Descente des Sages' (descenso de los sabios). Los robles sombrean el terreno. Nueva fuente, ésta con abrevadero y agua, y más pottokak. También cabras saltarinas que trepan por la ladera y algunas 'betisoak', vacas salvajes, huidizas y sin peligro.
Un picnic al aire libre
La pista llanea y llega al borde del lago (0h.50'), que se extiende sereno (izquierda) hasta el límite del arbolado. Xoldokogaina es un embalse artificial construido para captar el agua que desciende por las laderas cubiertas de brezo y argoma de Xoldo, Munhoa y Oneaga. Un letrero derribado y cubierto por la maleza informa que está prohibido hacer fuego, bañarse -algo complicado, debido a lo difícil que es llegar a la orilla- y pescar. Unos furtivos nos cuentan que el embalse tiene el fondo encenagado y que los únicos peces que prosperan son las carpas, que llegan a alcanzar un tamaño descomunal. En cambio hay mesas y sillas ideales para el picnic en plena naturaleza.
Cruzamos la presa del embalse. Al otro lado comienza una cañada antigua y con buen empedrado que se interna en el arbolado. La consigna es caminar siempre hacia la izquierda. Vemos las señales del GR-10. Robles, cornejos, arces y muchos avellanos nos envuelven en un sube y baja que llega a otro cruce (1h.05').
Por la derecha la pista sigue hacia Calvario y Behobia. Caminaremos (izquierda) ceñidos al lago, que apenas se vislumbra. Queda atrás una zona de talas y repoblaciones: abetos y robles americanos. Sorteamos varios torrentes, uno de ellos un joven Arola, de piedra en piedra antes de encarar la subida corta y pendiente que nos deja frente al letrero 'Des sages' (1h.35').
Con el lago a nuestras espaldas remontamos hasta el cruce superior (1h.50'). De frente alcanzaríamos el aparcamiento de Ibardin. Vamos por la derecha, por una pista moderna con tendencia a embarrarse que gana metros con rapidez. La hondonada de Xoldokogaina queda a la derecha. Robles americanos, abetos y pinos hasta el collado (2h.05'). Nos tomamos un descanso para preciar el paisaje: Larrun con su tren cremallera, San Juan de Luz y Ciboure.
El abigarrado Ibardin aparece a nuestros pies. Perdemos altura hasta la venta Elizalde, la más elevada y con mejores vistas de las 20 que encontraremos, antes de regresar al parking (2h.15').
La Presa de Xoldokogaina embalsa las aguas del Arrolako erreka que bajan de los montes de alrededor (Xoldokogaina, Manttale, ...), el destino del agua es el consumo humano de las localidades del suroeste labortano.
foto

por la pista hacia Ibardin

foto

Pista embarrada.

foto

Foto

foto

barro

foto

FotoVista de las ventas de Ibardin

foto

Foto

foto

Desde las Ventas de IbardinFoto

foto

Ventas de Ibardin

foto

Lago Xoldokogaina

foto

Lago Xoldokogaina

2 kommentarer

  • Foto af cechaide

    cechaide 18-04-2018

    Bonita ruta. Una pena el estado de la pista de los patos.
    Gracias Jos por la descripción y anexos.

  • Foto af Carlos Pérez Olozaga

    Carlos Pérez Olozaga 19-04-2018

    Luego decís que soy yo el que os saca de las carreteras y os lleva por pistas embarradas.....

Du kan eller denne rute